Taganga: paraíso del turismo bajo el mar Caribe

Taganga: paraíso del turismo bajo el mar Caribe

Este pueblo se ha convertido en un referente para amantes del buceo de todo el mundo.

notitle
15 de junio 2013 , 05:17 p.m.

Los viajeros que recorren Latinoamérica en busca de aventuras y nuevas experiencias encuentran en la bahía de Taganga, un pueblo de pescadores a 15 minutos en carro de Santa Marta, el destino perfecto para bucear en aguas tranquilas, con gran diversidad de especies marinas y, lo mejor, a bajo costo.

Gracias a las condiciones climáticas y a su cercanía al parque Tayrona, lo que le permite gozar de un imponente paisaje submarino (donde abundan los peces doncella, los peces globo, las barracudas y los corales), el pueblo también ha visto florecer un próspero negocio de escuelas de buceo que ya son parte del paisaje.

En la actualidad hay alrededor de 12 centros que ofrecen cursos en los niveles recreativo, profesional y técnico. Este último incluye rescate, primeros auxilios y especialidades como buceo profundo, en cueva, nocturno y fotografía.

En las playas de Taganga se ven a diario jóvenes y adultos, procedentes de países de los cinco continentes, con trajes de buzo, aletas, gafas y tanques de oxígeno que salen desde muy temprano en embarcaciones rumbo a la isla de la Aguja, punta de Granate, bahía Concha, Gairaca o Neguanje para descubrir las maravillas que se esconden en el mar y en sus profundidades.

El turista alemán Christoph Frank, de 30 años, viaja desde hace tres meses por Colombia y llegó hace una semana a Taganga para hacer un curso de buceo para principiantes. Tenía referencias del sitio porque una amiga de su novia ya había estado antes y se lo recomendó.

“Es un lugar muy chulo y, en comparación con el resto del mundo, los cursos son baratos”, dice Frank, mientras estudia la teoría al lado de la piscina de una de las escuelas de buceo.

Amanda Trujillo, propietaria de Océano Scuba Dive Center, una de las primeras escuelas especializadas en el pueblo, cuenta que su esposo, Roberto Ortiz, se enamoró del parque Tayrona cuando vino a realizar sus prácticas como biólogo en el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar).

Luego de entrenarse como buzo en el exterior, decidió abrir en 1985 una escuela de buceo en Barranquilla, pero en esa época, según Trujillo, el buceo era considerado elitista y eran muy pocos los que podían pagarlo. Como el mar de la capital del Atlántico no era propicio para la práctica de esta actividad, llevaban a sus clientes en carro hasta Taganga, de donde salían en una lancha alquilada hacia el Tayrona.

Seis años después abrieron un local aquí, frente a la playa, y el negocio comenzó a crecer. “Teníamos acuerdos con colegios extranjeros de Barranquilla que trajeron a sus estudiantes”.

Precios bajos

El paisa José Peláez, quien abrió en el 2000 el Tayrona Dive Center y que antes trabajó como instructor en varias escuelas de Taganga, también ha sido testigo del auge del buceo en este lugar, que compite por los bajos precios con Panamá y Utila (Honduras), en el mar Caribe. Aquí un curso para principiantes cuesta 600.000 pesos, en promedio, mientras que en otros países cobran el doble y hasta el triple. Antes de un curso, los alumnos firman un formato médico y se les advierte que el buceo está contraindicado para personas que sufran de afecciones cardíacas o respiratorias, epilepsia y alta o baja presión sanguínea.

Ni el precio ni la riqueza de la fauna y flora marinas son lo único que atrae a los turistas. Taganga es un paraíso protegido por la Sierra Nevada, que la salva de los huracanes. Y también está el índice de accidentalidad, que, según el instructor Peláez, es “casi nulo”.

¿Qué más se puede pedir? Solo necesita unas buenas gafas, unas buenas aletas... ¡y a disfrutar!

No solo novatos
También vienen instructores

Joseph Nowak, de 63 años, instructor en su natal Filadelfia (EE. UU.), busca perfeccionarse en Taganga con un curso que durará unas dos semanas con Max Muzinic, dueño de Poseidon Dive Center, única escuela autorizada en el país para entrenar a instructores.

“Sería muy fácil tomar el curso en Estados Unidos, pero prefiero Taganga porque el agua es clara, no está fría, como en Filadelfia, y el instructor es excelente”, dice.

Escuelas para escoger

Poseidon Dive Center: (5) 4219224 o 3148892687 www.poseidondivecenter.com

Oceano Scuba Dive Center: (5) 4219004 o 3165341834 www.oceanoscuba.com.co

Tayrona Dive Center: (5) 4215349 o 3183059589 www.tayronadivecenter.com

Octopus Dive Center: (5) 4219332 o 3173277570 www.divecenteroctopus.com

Calipso Dive Center: (5) 4219146 o 3156843075

Nautilus Dive Center: (5) 4212277 o 3003719896

PAOLA BENJUMEA BRITO
Corresponsal de EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.