Especial día del padre: Heredó su nombre y su afición

Especial día del padre: Heredó su nombre y su afición

Jaime Fernando Vargas y su padre comparten, entre otras cosas, el amor por Santa Fe.

notitle
14 de junio 2013 , 08:59 p.m.

El nombre Jaime Vargas está ligado al Colegio de Sugamuxi, al Concejo de Sogamoso, a la elocuencia, al apunte oportuno, picante e inteligente y al Independiente Santa Fe.

Aunque esta sucinta descripción pareciera hacer referencia al profesor Jaime Vargas Izquierdo, también toca al mayor de sus hijos varones: el ingeniero Jaime Fernando Vargas Rojas.

Padre e hijo no solo comparten el nombre, sino igualmente el gusto por la política, la oratoria y el Equipo Cardenal, además de su aguda inteligencia, entre otras características. Los dos pasaron por el Colegio de Sugamuxi: Jaime Fernando como estudiante y el profesor Vargas como alumno, docente y rector, e incluso como maestro de inglés de su propio hijo.

Ambos fueron concejales de la Ciudad del Sol y del Acero y son agradables conversadores y diestros oradores. Los dos son grandes enamorados de Sogamoso. “Con mi papá nos identificamos en muchas cosas. Es una persona de unos principios únicos y he tratado de seguirle los pasos”, dice el ingeniero Jaime Fernando.

Sabe bien que llevar el nombre de su Padre -reconocido como uno de los sogamoseños más eruditos- es una gran responsabilidad y por eso se ha esforzado por brillar con luz propia, pese a que muchos todavía se refieren a él como el hijo de Jaime Vargas.

Fue la esposa del Profesor, doña Marina, quien decidió que el mayor de sus hijos varones se llamara Jaime, para no solo perpetuar el apellido sino también el nombre paterno. “A pesar de la afinidad que hemos profesado, jamás quise convertirme en padrino político de él. Nunca mantuvo un cordón umbilical con el papá para efectos de sus empresas, tanto en el campo político, como cívico y profesional”, cuenta el profesor Jaime.

Son buenos amigos y aunque no siempre están de acuerdo, cada quien respeta al otro, porque afirman que su recinto familiar es un foro de hombres libres. “Cuando hemos tenido divergencias siempre ha habido un recíproco respeto por las opiniones, por las ideas y por las conductas de uno y de otro, de manera que eso ha sido lo que ha fortalecido y blindado bastante nuestra relación padre - hijo o hijo - padre”, manifiesta el Profesor.

El Ingeniero Jaime Fernando afirma que su padre es un hombre muy generoso y un excelente papá y abuelo consentidor.

El amor por el Santa Fe lo llevan en la sangre

No es que el ingeniero Jaime Fernando sea tacaño, pero todavía no le ha comprado el regalo del Día del Padre al profesor Vargas porque espera que termine la Libertadores.

“El mejor regalo del Día del Padre para mi papá sería el título de la Copa Libertadores para el Santa Fe”, dice. Claro que ese también sería el regalo perfecto para él, pues ambos son seguidores fieles del cuadro Cardenal.

La pasión por el Santa Fe la llevan en la sangre y están confiados de que la sequía de triunfos se acabó con la séptima estrella.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.