Plan para frenar inseguridad en buses de Barranquilla

Plan para frenar inseguridad en buses de Barranquilla

Grupo de conductores presentó su renuncia por miedo. Dos abogados fueron asesinados.

notitle
14 de junio 2013 , 07:40 p.m.

Con una nueva estrategia, llamada Corazón Verde, la Policía Metropolitana de Barranquilla busca salirle al paso a la ola de delincuencia que sacude a la ciudad.

Uno de los componentes contemplados en la estrategia es el denominado Plan Guitarra, dirigido a proteger el sector transportador urbano, que ha sido golpeado por los crímenes (van tres choferes asesinados este año) y las extorsiones.

Este componente consiste en realizar requisas a los pasajeros de los buses urbanos, sobre todo de las empresas Coochofal y Sobusa, en busca de armas de fuego, armas blancas o droga; así mismo y utilizando ayudas tecnológicas, se hace la identificación de los pasajeros en busca de personas con antecedentes y órdenes de captura vigentes.

Según el comandante de la Policía Metroplitana, José Vicente Segura, con esto se busca que los conductores de buses se sientan respaldados por la Policía y presten su servicio a la comunidad sin temores de ser víctimas de la delincuencia.

Igualmente buscan que los pasajeros se sientan tranquilos porque se les garantiza una ruta segura.

También se está realizando una toma masiva en diferentes puntos de la ciudad, la cual incluye requisas, retenes móviles y patrullajes permanentes a todo tipo de vehículos.

Asimismo se conoció ayer que por lo menos treinta de ellos de la empresa Coochofal presentaron su renuncia. Esto se debió, según voces de conductores, al doble crimen registrado el pasado fin de semana y a un posterior atraco a uno de estos, que le produjo una crisis nerviosa.

Pese a las medidas de seguridad, la ciudad volvió ayer a estremecerse por el crimen de dos abogados a manos de un hombre que los interceptó y les disparó en el interior de un vehículo estacionado a un lado del bulevar de Los Fundadores, en un sector del tradicional barrio El Prado.

Las víctimas fueron identificadas como Javier Fontalvo López, de 41 años, y Miguel Gordillo Sánchez, 40 años.

La Policía cree preliminarmente que el doble crimen se relaciona con casos jurídicos sobre restitución de tierras.

Sin embargo, no fue posible obtener más detalles. Familiares de las víctimas dijeron desconocer las amenazas.

Un tercer abogado que iba en el vehículo se salvó porque minutos antes entró a una papelería del sector.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.