Llevar a la olla insectos y medusas no es remedio para ciertas plagas

Llevar a la olla insectos y medusas no es remedio para ciertas plagas

Aumento de estos animales puede causar descenso de las poblaciones de peces.

notitle
14 de junio 2013 , 05:59 p.m.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) propuso desarrollar productos alimenticios a base de medusas para hacer frente a su proliferación, que se ha convertido en una amenaza para la pesca.

La agencia de alimentación de la ONU señala que algunas especies de medusas “son una fuente de alimento en diversos países”.

De la misma forma, busca usarlas en productos médicos, a raíz del reciente descubrimiento de una medusa con el nombre científico de Turritopsis nutricula, que puede revertir su proceso de envejecimiento. La propuesta de la FAO llega junto con otra que sugiere incrementar el consumo de insectos para reducir el hambre.

Y coincide con una más que ha tomado fuerza en Colombia y que busca frenar el avance de una especie invasora, el pez león, cuya proliferación como plaga se está intentando mitigar al convertirlo en ceviche o en posta.

En cuanto a las medusas, un nuevo informe de la Comisión General de Pesca para el Mediterráneo, entidad que pertenece a la FAO, advierte que su “rápido aumento puede causar el descenso de las poblaciones de peces en esta porción del océano y en el mar Negro”, una situación que se ha hecho frecuente en zonas del Pacífico y las costas colombianas.

También ocurre, según la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en Santa Marta, especialmente durante épocas de tiempo seco y de vientos fuertes. En lugares como las islas del Rosario y la península de Barú, muchas veces se forma un tapete de cientos de medusas que cubre los fondos de arena.

“La sobrepesca, que elimina a los principales depredadores marinos, como tortugas, es un factor detrás de la proliferación de estos animales”, añade el texto, que alerta sobre un “círculo vicioso” en el que un gran número de medusas se alimentan de larvas de peces y “reducen aún más la capacidad de recuperación de las poblaciones de peces, ya afectadas por la pesca excesiva”.

Otra opción que plantea la Organización Mundial para la Agricultura y la Alimentación (FAO) consiste en comer insectos, como hormigas, orugas y escarabajos, para solucionar el hambre en el mundo y la obesidad en los países desarrollados.

Casi mil millones de personas sufren de hambre, y para enfrentar esa situación la FAO considera necesario tomar en cuenta algunos alimentos, entre ellos los insectos, que son altamente nutritivos y saludables, con un alto contenido en proteínas, vitaminas, fibras y minerales.

Ya son parte de la dieta de millones de personas en África, Asia y América, donde se comen más de 1.500 especies.

Los favoritos son los escarabajos, las abejas y las hormigas, pero también los saltamontes, los grillos, las libélulas, las moscas y las cigarras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.