Cómodo, como pez en el agua

Cómodo, como pez en el agua

Si quiere tener una mascota acuática, tenga en cuenta los siguientes consejos.

notitle
14 de junio 2013 , 04:25 p.m.

Los colores y formas de los peces es lo que más entusiasma a una persona a la hora de tener una pecera. Pero antes de empezar a escoger los peces, tenga en cuenta que según la especie y tamaño, requerirán un mínimo de área en litros o galones de agua y eso implica destinar un espacio dentro la casa.

“Una bailarina, por ejemplo, necesitará por lo menos un espacio de 30 cm (unos cinco galones de agua) para poder moverse y para cumplir su demanda de oxígeno”, explica Gustavo Jaimes, zootecnista experto en peces ornamentales. “Mientras que un pez betta podría estar perfectamente en un vaso plástico regular o una bombonera de vidrio”.

Una vez definido el tamaño de la pecera y el lugar que ocupará, hay dos opciones para escoger: vidrio o acrílico (plástico). Usualmente las plásticas son pequeñas y están diseñadas para uno o dos peces, mientras que las de vidrio vienen en todos los tamaños. “Las que más se venden son las de 60 cm (40 cm de alto y 25 cm de ancho)”, dice Jorge Perafán, gerente de la fábrica de acuarios Vidrios y Peces. “Pero he vendido hasta de 10 metros”, concluye.

Si bien, como coinciden expertos, es el filtro el corazón de la pecera –pues es el que mantiene estable el ambiente dentro– y no el material en el que está hecha, sigue siendo un factor importante, por la cuestión de limpieza. “Definitivamente, el vidrio es mucho más fácil de limpiar que el plástico”, afirma Camilo Chaparro, de la tienda y clínica de mascotas de PetCol.

Otros factores que se deben considerar son el económico y si va a ser de agua marina o agua dulce.

En cuestión de formas, las hay de todas las que se imagine: cuadradas, triangulares, bomboneras, irregulares. “Las formas son ilimitadas, y además pueden jugar con la decoración de su hogar”, añade el experto de Vidrios y Peces. En las tiendas y fábricas hay hasta acuarios de pared con marcos de madera, estantes y paredes.

El filtro, importantísimo

“Lo realmente transcendental son los equipos de purificación –agrega Perafán–; es el filtro el que permanentemente está limpiando el acuario”. Así que recuerde, este no es opcional, es obligatorio. “Los filtros, junto con algunos químicos (como el cultivo de bacterias) que necesitará para el mantenimiento de la pecera, se encargarán de que se cumpla el ciclo de nitrógeno (conversión de nitritos tóxicos –que aparecen por los desechos– en nitratos tolerables) y transformen la materia orgánica en ‘materia buena’ ”, explica Chaparro.

Las otras herramientas que necesitará son un termómetro, un termostato, eliminador de cloro, un cultivo de bacterias e implementos decorativos (matas o gramilla).

REDACCIÓN EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.