Las tres amenazas que debe enfrentar la niñez bogotana

Las tres amenazas que debe enfrentar la niñez bogotana

Inseguridad, tramitología en atención en salud y malas condiciones de vivienda los ponen en riesgo.

notitle
13 de junio 2013 , 09:11 p.m.

Tiempos de desplazamiento largos y peligrosos hacia sus casas o colegios, problemas para la afiliación y prestación de servicios de salud y entornos inseguros siguen vulnerando los derechos de los menores de edad en Bogotá, que representan casi el 30 por ciento de la población total.

Según la Encuesta Multipropósito 2011, en estratos 2 y 3 unos 200.000 hogares han sido víctimas de algún hecho delictivo y muchos niños terminan por ser los más afectados.

En el estrato 1, por ejemplo, el 72,4 por ciento se desplaza caminando hacia sus lugares de estudio y es en el recorrido en el que sufren la mayor cantidad de atropellos de las bandas delictivas de barrio.

A lo anterior se suman los problemas que resultan de contextos de pobreza crónica y marginalidad, en donde niños y adolescentes terminan por ser víctimas de violencia, explotación, abuso, discriminación e inseguridad, incluso cuando se dirigen hacia sus hogares, pues deben caminar mínimo 15 minutos ante la imposibilidad de tener ruta escolar o condiciones de seguridad óptimas.

Este tipo de situaciones se da en parte porque el 50 por ciento de los niños de Bogotá viven en localidades como Kennedy, Engativá, Bosa, Suba y Ciudad Bolívar, y, a su vez, más del 76 por ciento reside en estratos 1 y 2, donde los problemas sociales provienen de otros, como la pobre calidad de las viviendas y condiciones de salubridad y saneamiento básico precarias.

Muchos lugares de habitación tienen grietas y son húmedos. Allí reside buena parte de esta población, que tiene que sobrellevar su vida en medio de alto riesgo por las condiciones de pobreza y la imposibilidad de tener acceso a servicios y tierras y, por ende, padecer el hacinamiento con sus familias, que por lo general están integradas por 3, 4, 5 o más personas (46 por ciento de la población infantil).

Estos mismos entornos son los que hacen que los menores de estratos bajos sean más propensos a adquirir alergias y enfermedades como diarrea, neumonía y asma.

Esta radiografía hace parte del análisis hecho por el Observatorio del Bienestar de la Niñez y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, que destaca los aspectos más importantes de la Encuesta Multipropósito 2011, atendiendo un llamado del programa ‘Bogotá, cómo vamos’.

A los entes que trabajan en favor de la infancia se les ha recomendado particularmente que centren sus esfuerzos en la oferta de servicios de cuidado, como jardines infantiles, guarderías y hogares comunitarios, que la ciudad tiene para los niños, en especial, los que beneficiarían a 580.933 que hacen parte de la primera infancia, porque solo un 68 por ciento de ellos asiste hoy a estos lugares.

En los servicios de salud hay otro gran vacío por demoras en trámites, afiliaciones o la simple tenencia de un carné.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.