Italiano se suicida en el Centro Histórico de Cartagena

Italiano se suicida en el Centro Histórico de Cartagena

El hombre fue identificado como Gigly Stefano, de 49 años.

notitle
13 de junio 2013 , 10:33 a.m.

Empuñando la fotografía de una mujer, el italiano Gigly Stefano se lanzó ayer desde el techo del hotel Don Pedro de Heredia, en pleno centro histórico de Cartagena.

El hombre, de 49 años, se había hospedado allí desde hace una semana y no había mostrado ningún comportamiento que hiciera vaticinar lo que vendría, según lo comentaron a EL TIEMPO empleados del hotel. Stefano, incluso, les había preguntado en días anteriores por planes y sitios para visitar en la zona histórica.

Ya había visitado la ciudad hace un mes, y también se hospedó en el Don Pedro de Heredia. Álvaro Camacho, quien se dedica a cuidar carros cerca del hotel, narró que antes de las 6:00 a.m. alcanzó a ver a un hombre en la parte alta de la casona, pero no le despertó mayor sospecha.

"En ningún momento pensé que se iba a tirar, me entiendes, luego me distraje hablando hasta que sentimos el golpe. El problema fue la ambulancia, se demoró casi como 45 minutos para llegar. Él se quedó agonizando, prácticamente se murió allí", aseguró.

A la demora de la ambulancia, señalada por varios testigos, el director del Centro Regulador de Urgencias Álvaro Cruz respondió que desde que recibieron el aviso les tomó 4 minutos recoger al italiano, para llevarlo a la Clínica San José de Torices, en el norte de la ciudad, donde finalmente falleció.

"Lo recogimos en estado agónico y lo llevamos a Torices. Ahora, no podemos responder por el tiempo que haya durado el señor allí y no nos hayan llamado", se defendió Cruz. En el reporte oficial de la Policía también se dice que "fue trasladado de inmediato", aunque los testigos aseguran que hubo demora.

"Cuando yo llegué a trabajar ya el hombre estaba en el piso (...) La Policía no hizo mayor cosa, yo opino que podían llevarlo en la misma patrulla", contó José Luis Baldovino, vendedor de frutas.

La demora de la ambulancia, y más aún, que el italiano llevara la foto de una mujer en su mano cuando consumó la tragedia, eran los temas más hablados ayer por la mañana en la calle primera de Badillo, un sector muy transitado del centro lleno de vendedores de frutas y establecimientos comerciales.

La identidad de la mujer es un misterio. En el hotel no tienen muchos datos del extranjero, pues Stefano siempre había llegado solo. Y en el reporte oficial la Policía también explica que se desconoce si tenía familiares, o amigos cercanos en Cartagena.

Alberto Mario Suárez D.

Corresponsal de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.