'Me siento mucho más Hermano que padre', Vicente Durán Casas S.J.

'Me siento mucho más Hermano que padre', Vicente Durán Casas S.J.

El vicerrector académico de la Universidad Javeriana habla de Dios, de su hermano, de Twitter y más.

notitle
12 de junio 2013 , 07:59 p.m.

Desde hace poco más de cinco años es vicerrector académico de la Universidad Javeriana, y está convencido de que los maestros deberían cuidarse ante todo de no exasperar ni aburrir a los estudiantes. Sacerdote jesuita –lo cual significa que ha estudiado más en universidades que en seminarios–, Vicente Durán Casas considera que The Wall, de Pink Floyd, es uno de los grandes tratados sobre educación en el siglo XX, y piensa que los verdaderos maestros son los que logran entusiasmarlo a uno con algo: con la música, con los números, con las ideas, con los problemas sociales, con el deporte o con las bacterias. Viene de una familia muy bogotana. Le gustan mucho el ajiaco y el equipo de los Millonarios, y le disgusta el desaseo capital. Es muy activo en Twitter, sobre todo por ese desafío que implica expresar algo en 140 caracteres, pero confiesa que la tecnología no lo descresta en lo más mínimo. Asegura que una de las muchas cosas valiosas que ha aprendido de la filosofía –disciplina de la cual fue decano en la Javeriana– es que vale la pena indagar sobre todos los temas y no darse por satisfecho con lo que ya se sabe o con lo que tiene el favor de las mayorías.

1 Usted escribió alguna vez sobre los deberes morales que uno tiene consigo mismo. ¿Cuáles encabezan la lista?

Ese fue el tema de mi tesis doctoral en filosofía: averiguar qué pensaba Kant sobre eso. Y me tomó siete años en Alemania. El primer deber para con uno mismo, y en eso estoy de acuerdo con Kant, es tratar de perfeccionarse como ser humano, desarrollar las capacidades que uno tiene, luego viene el ponerlas al servicio de los demás. El segundo es este: no obstaculizar a los demás en su búsqueda de la felicidad. Ojalá todos lo practicáramos.

2 ¿Cuál es su filósofo de cabecera?

Immanuel Kant es el filósofo del que más he aprendido. Cada vez que abro una página de sus escritos descubro cosas nuevas, muy valiosas, muy actuales. Lo que de él me atrae es su pensamiento a la vez riguroso y abierto. Herder, que fue discípulo suyo, dice que "nada que mereciera la pena ser conocido le era indiferente".

3 La Javeriana acaba de quedar entre las 20 mejores universidades del continente. ¿Qué es lo que más le gusta de la Javeriana?

Lo que más me gusta de ella, lo que más suele sorprenderme positivamente, son sus estudiantes. Son un grupo maravilloso de jóvenes con un potencial enorme, descomunal. Y como ellos hay muchos en Colombia esperando a que buenos profesores sepan tocarles esa fibra secreta del alma que de pronto los dispara. Cuando eso se logra, se obtienen unos resultados realmente magníficos. El secreto de la educación está en aprender a tocar esa fibra.

4 Usted es muy activo en Twitter. ¿Cómo demostraría la existencia de Dios en máximo 140 caracteres?

"Buscar a Dios es, en cierta forma, haberlo ya encontrado". Nos equivocamos cuando lo buscamos por fuera de nosotros mismos, como dice San Agustín. La forma de ser de Dios es muy diferente a la nuestra, solo se le puede conocer buscándolo nuevamente cada día. Los que menos lo conocen son los que creen tenerlo ya en el bolsillo, en sus ritos, en sus leyes, en su moral, en sus ideas, y eso no les permite dejarse sorprender por Él. No saben de lo que se pierden.

5 De aquellos a quienes sigue en Twitter, ¿cuáles son sus favoritos?

Me encanta seguir gente de las más diversas edades, condición social y modos de pensar, sigo gente seria y gente no tan seria. Me llaman mucho la atención los tuits de los adolescentes, algunos no los entiendo, pero encuentro en algunos de ellos una forma de ver el mundo que me cuestiona y me desbarata muchas de mis ideas. Sigo amigos, agencias de noticias, revistas, comentaristas deportivos y de cine.

6 ¿A quiénes ha borrado por insoportables?

No soporto en Twitter ni la agresión ni la estupidez, sea de quien sea, de expresidentes o de presentadores de TV. Si noto que alguien lo que busca en Twitter es hacerse famoso, dejo de seguirlo. Esos buscadores de fama no tienen nada interesante que decir.

7 Su hermano Camilo era un gran "tuitero". ¿Recuerda de manera especial algunos de sus trinos?

Él fue quien me llevó a Twitter, me enseñó los primeros pasos y me dio muy buenos consejos. También en eso era mi hermano mayor. Recuerdo muchos de sus tuits. Por ejemplo, cuando renunció el Papa Benedicto XVI me acordé de este que escribió casi un año antes: "Para llegar al poder se requiere ambición. Para abandonarlo se necesita grandeza".

8 ¿Cuál es el mejor recuerdo que conserva de Camilo?

Camilo tenía una agilidad, una rapidez mental increíble. Su sentido del humor, que fue muy comentado y destacado tras su muerte, dependía en buena medida de esa rapidez mental. Recuerdos buenos de él tengo muchísimos, pero destaco su absoluta generosidad, su capacidad para compartir todo lo que tenía y lo que sabía. No se reservaba nada para sí. Por eso tuvo tantos y tan buenos amigos.

9 ¿Imaginó que el sucesor de Benedicto XVI podría ser jesuita?

Nunca. San Ignacio, nuestro fundador, no pensaba que ese era el tipo de servicio que los jesuitas estábamos llamados a prestarle a la Iglesia. Le soy muy sincero: todavía me sorprendo pensando que algo tan inesperado haya sido posible.

10 ¿Cree que Francisco es el papa negro de las profecías?

Eso son cuentos. Este papa está llamado a realizar cambios profundos en la Iglesia, no para adecuarla a una modernidad ambigua y en muchos casos equivocada, sino para devolverla al espíritu que aleteó en sus orígenes, el mismo que condujo a Jesús de Nazareth durante su vida y que lo acercó a los pobres, a los enfermos y a todos los excluidos, para anunciarles la cercanía y la solidaridad de Dios con todos los que sufren.

11 El papa les dijo a las monjas que actuaran como madres y no como solteronas. ¿Usted se siente más padre que solterón?

A mi edad, empiezo a sentirme un poco solterón… Pero la verdad es que no me gusta una cierta imagen paternalista de los sacerdotes. Sinceramente le digo que, siendo feliz como sacerdote, me siento mucho más hermano que padre.

12 ¿Qué papel debe jugar un sacerdote en una sociedad como la colombiana de hoy?

Los sacerdotes debemos ser ante todo servidores de las comunidades. No jefes, sino servidores. A veces eso no se nota, y es lamentable.

13 ¿Cree que el actual proceso de paz llegará a buen puerto?

Creer, creer, lo que se llama creer… solo en Dios. Espero y lucho para que tenga éxito y cese el conflicto armado. Me preocupa mucho una paz al precio de la dignidad de las víctimas.

14 ¿Qué hay después de la muerte?

Nadie lo sabe. Creemos y esperamos en el Dios de la vida.

15 ¿En dónde queda el paraíso?

Eso es como preguntar a qué horas amanece en el Sol. Si el infierno no es un lugar físico –como dijo el papa–, el cielo y el paraíso tampoco lo son. El cielo y el paraíso es alcanzar la meta, es ser uno con Dios.

FERNANDO QUIROZ.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.