Martín llegó a Madrid con su Carreta Literaria

Martín llegó a Madrid con su Carreta Literaria

El colombiano es una atracción en la Feria del Libro del Retiro, en la capital española.

notitle
12 de junio 2013 , 11:25 a.m.

Martín Murillo (Quibdó, 1968) se siente en España como un corredor de automóviles Fórmula 1. Pero no porque vaya a competir contra el piloto Fernando Alonso, sino porque hace carrera con su propio vehículo y lleva la escudería a la vista. No avanza con velocidad vertiginosa: simplemente se estaciona al lado de un pabellón infantil en la Feria del Libro del Retiro de Madrid y presta libros.

Murillo llegó desde Cartagena con su Carreta Literaria para fomentar la lectura en un territorio lleno de best-sellers y que cuenta con más de 450 expositores de editoriales y librerías.

“He estado en todas las ferias del libro importantes”, dice, mientras observa orgulloso cómo lo miran. “Me faltaban Madrid y Río de Janeiro. Ahora solo me queda una”.

Viajar a la tierra de Cervantes con su carreta era un sueño. Así se lo contó hace un tiempo a la escritora española Antonietta Zeni, cuando la periodista Pepa Roma se la presentó en Cartagena. Ella le aseguró que le ayudaría, y cumplió su palabra.

“Al mes y medio me llamó Raimundo Angulo, que es patrocinador y fundador, y me dijo que tenía que sacar la visa, que iba a viajar”. El trámite fue sencillo. “Ha sido una vaina macondiana”, resume en sintonía con su pasión por la literatura.

Para este viaje tuvo que preparar una carreta nueva, menos pesada. La que trajo es de aluminio y poliuretano, verde y con calcomanías de sus patrocinadores, que son los que le permiten haberse dedicado a lo que le gusta: prestar libros.

También los exhibe en la camisa amarilla que usa por estos días en Madrid. “Me preguntan por qué la llevo así y les explico que es mi escudería”, dice. También le preguntan por el sombrero blanco, que lo protege del sol madrileño. “Pero lo que más sorprende es que me dedique a prestar libros”, cuenta.

En esta ocasión utiliza los que le prestó un amigo, ya que no se podía traer los que pasea por Colombia. “Lo importante es que la gente se acerca y aprovecho para echarles mi carreta”.

Su carreta pasa por Gabriel García Márquez, Laura Restrepo, Héctor Abad, William Ospina, José Saramago. Y se sustenta en un libro de mil páginas en blanco que abre al azar y “lee”: cuenta historias de personajes de Gabo, mezcla literatura y ficción propia. Enseña que todo puede caber en un libro. Lo hace también a través de charlas que dicta a niños por las tardes en la feria. Está feliz de ayudar a que la gente lea.

Andar otras aguas

La vida de Murillo cambió cuando alguien le regaló El hombre duplicado, de José Saramago. Las letras desplazaron el agua que vendía y empezó un camino entre páginas. Algunos amigos, como Jaime Abello –direc- tor de la Fundación Nuevo Periodismo–, le regalaron ejemplares y afianzaron esa nueva pasión. Pronto pensó que debía compartirla y decidió prestar libros.

Consiguió el apoyo de algunos patrocinadores y hace seis años salió con su carreta al parque de Bolívar de Cartagena. Desde entonces no ha parado de prestar libros y siempre los ha recibido de vuelta.

También ha recorrido una buena parte del país y ha estado en Guadalajara (México), Buenos Aires (Argentina) y Caracas (Venezuela). En octubre irá a Panamá.

JUANITA SAMPER OSPINA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.