La inmortal obra de Pablo Ávila Ávila

La inmortal obra de Pablo Ávila Ávila

El artista más importante de Garagoa se fue, pero deja sus importantes obras.

notitle
11 de junio 2013 , 07:40 p.m.

El pasado 3 de junio, víctima de un infarto, se adelantó en el camino, uno de los mejores artistas de la plástica en la región Cundiboyacense, el maestro Pablo José Ávila Ávila.

De origen humilde, su niñez transcurrió en su natal Garagoa. Viajó a Bogotá e ingresó a la Universidad Nacional a estudiar artes plásticas, pero su avidez por un aprendizaje rápido, hizo que no terminara la carrera, y centralizó sus esfuerzos en otro de sus grandes méritos, el ser autodidacta.

Cerca de 40, de sus 62 años los dedicó al pincel, los colores, el lienzo y el volar de la imaginación, para hacer muchísimas obras, verdaderas estampas de belleza, que sobrecogen el espíritu y provocan silenciosas expresiones de admiración.

Incursionó igualmente con mucho éxito en el difícil arte de los vitrales para decoración de los templos y como todo artista inquieto avanzó más, saliéndose del concepto bidimensional y para llegar a ejecutar esculturas.

Los resultantes de su talento, se encuentran en iglesias, poblaciones, colecciones de empresas y particulares en Colombia y el exterior y en su entrañable galería contemporánea, que edificó como parte de su hogar en Garagoa.

Son incontables los trabajos que a lo largo de su vida alcanzó a realizar; participó en diferentes exposiciones colectivas e individuales de manera constante desde 1978 a nivel nacional y el extranjero.

Sus merecimientos lo hicieron acreedor a muchos premios y distinciones, entre los cuales se destacan los siguientes: la medalla de oro al mérito artístico, otorgado por el Icba. <TB>Ceiba de oro, el personaje del año concedida por la alcaldía de Garagoa en el 2003. <TB>Primer puesto Concurso de Arte Religioso Casa del Fundador Tunja 2003.<TB>Segundo puesto Concurso de Arte Religioso Casa del Fundador Tunja en 2004.

Además recibió un reconocimiento en el Día de la tierra por sus obras sobre la naturaleza, Copochivor en Garagoa 2013.

Sus trabajos están representados principalmente en murales, esculturas, vitrales, mosaicos y oleos sobre lienzo. Incursionó en diferentes géneros: histórico (religiosos, mitológicos, literarios, alegóricos, etc.), retratos, costumbrista, paisajes, naturaleza muerta, etc..

Compartió con su esposa el tiempo necesario y con su trabajo allegó los medios para educar a sus cuatro hijos, dejando muchos valores en ellos.

En sus amigos y admiradores del Valle de Tenza, queda el recuerdo de un ser tan valioso, que afortunadamente en la belleza de sus obras se torna imborrable. Paz en su tumba.

REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.