La revolución médica llega al Hospital Universitario del Valle

La revolución médica llega al Hospital Universitario del Valle

Jaime Rubiano fue ratificado como director. El fantasma de la intervención no se aleja.

11 de junio 2013 , 07:12 p.m.

En la oficina de la Dirección General, convertida desde hace 10 meses en una sala de juntas sin escritorio y con una foto del hospital como único adorno, Jaime Rubiano, prepara la segunda etapa a cargo del Hospital Universitario del Valle.
Rubiano, quien desde el 27 de julio del año pasado ha estado encargado de la institución, fue ratificado, pero en propiedad, por el gobernador Ubéimar Delgado. Obtuvo el primer puesto en el concurso de méritos realizado por la Universidad del Valle.
Este oncólogo, ligado al centro asistencial por cuatro décadas como estudiante, docente, médico e investigador, habla sobre el futuro del Hospital y de los proyectos que se desarrollarán para hacerlo competitivo.

¿Empieza una nueva etapa, pero como director en propiedad. Ahora cuál es el panorama del HUV?

Cuando estaba interino mantener abierto el Hospital era la prioridad, meterse en proyectos de gran envergadura era complicado porque no sabía si continuaría. Lo que hice fue estabilizarlo desde el punto de vista financiero y disminuir costos, que creo es lo más importante que hecho para que pueda funcionar. Ahora tengo que pensar en grandes proyectos.Trabajo en eso desde hace seis meses.

¿Qué proyectos son?

La renovacion tecnológica y la sistematización, que es la primera tarea y deberá estar lista a diciembre. Ya hay áreas como pediatría donde no existe papel, todo se lleva en computador. En este Hospital, con más de 50 años, nadie había pensado que sistematizar le da ventajas competitivas como la rápida facturación, ahorro de papel. Esto nos permitirá trabajar en caliente. Univalle dirigirá el proyecto y arreglará las redes además, nos entregará 400 computadores.Pero el paso más grande es el tecnológico.

¿Llegarán equipos?

Es una paradoja que un Hospital de alta complejidad no tenga resonancia nuclear magnética, una tecnología que da más precisión y no irradia, algo importante, pues en el caso de los niños las irradiaciones pueden causar cáncer. Creemos que en este segundo semestre tendremos esa tecnología y vamos a mejorar servicios como medicina nuclear, endoscopia y laparoscopia. Podremos hacer radiocirugías, para que en caso de tumores cerebrales no tengamos que abrir. Estos procesos nos permitirán recuperar la clientela que estábamos perdiendo por falta de competitividad.

¿Cómo están las finanzas?

Hemos avanzado y estamos cumpliendo compromisos con los ministerios de Hacienda y Salud. Tenemos un plan de saneamiento fiscal, a cuatro años, para el pago de 91.000 millones de pesos de pasivos. Se busca equilibrar la institución para que sobreviva de manera autónoma. Las Eps nos deben 100.000 millones de pesos y, a pesar de los esfuerzos del Gobierno Nacional, son esquivas a la hora de pagar; hay otros 120.000 millones por excedentes de facturación, pero su cobro es difícil.

La situación no es fácil.

A pesar de todos los inconvenientes seguimos facturando unos 15.300 millones de pesos al mes, pero solo nos ingresan 6.000 millones porque no nos pagan oportunamente. No es fácil manejar este tema, pero nos hemos mantenido en disminuir costos, rebajar la compra de insumos, la planta de personal (400 funcionarios salieron), las fotocopias, el teléfono, el agua y la luz.
Las glosas (servicios que las Eps se niegan a pagar por diferentes razones), pasaron del 25 al 5,0 por ciento. Cada punto de una glosa equivale a 150 millones de pesos.

¿Y los embargos y tutelas?

Nos dolió mucho que hace ocho días la DIAN nos embargó por 500.000 pesos y esto entorpeció el funcionamiento durante una semana, mientras se firmó un acuerdo. Las tutelas, la mayoría por falta de insumos o tecnología, han bajado en un 50 por ciento. En el 2011 fueron 672 tutelas; 393 en el 2012 y este año van 135.

En esta etapa se ha contado con el apoyo del ministerio de Salud y la Superintendencia. ¿Esto aleja el fantasma de la intervención?

Esa solidaridad ha sido importante, pero no nos aleja de la intervención. Lo importante es lo que hagamos al interior por salvarlo, ese es nuestro compromiso con el plan de saneamiento y es necesario un mayor esfuerzo.

¿Lleva 40 años en el Hospital, eso le da una ventaja para su administración?

Conocer una institución compleja y ser médico es importante para quien dirige una entidad de salud. Así ‘no le meten gato por liebre’ a la hora de comprar medicina, tecnología, en los procesos. Eso hace la diferencia.

¿Por qué al sindicato ningún director le sirve?

El deber ser del sindicato es estar opuesto a las direcciones. No me parece que estén en contra, buscan logros que no están dentro de los presupuestos y por más que uno trate de mostrar que estamos en saneamiento fiscal, porque el Hospital está en riesgo de ser intervenido, muchas cosas no les gusta.

Énfasis en investigación

La caracterización de universitario será una prioridad en la administración del HUV. “Por más que su razón social es de hospital universitario, en la práctica no desempeñábamos ese papel que se da por la investigación, extensión y docencia universitaria”, dijo Jaime Rubiano. Para atender un llamado del Gobernador, Univalle tendrá una participación más activa en su manejo. “Pretendemos que la investigación sea una fuente ingresos para el hospital más grande del país”, concluyó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.