Consejo de Estado tumbó circulares de Supersalud que regulaban aborto

Consejo de Estado tumbó circulares de Supersalud que regulaban aborto

Fueron reemplazadas por nueva disposición expedida en abril pasado.

11 de junio 2013 , 05:24 p.m.

Dos circulares de la Superintendencia de Salud que regulaba la atención de mujeres que soliciten la interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por la ley e imponía sanciones a los centros de salud que negaran el servicio, fueron anuladas por el Consejo de Estado.

La Sección Primera del alto tribunal consideró que la Supersalud no tenía competencia para expedir las disposiciones. Esa facultad es del Presidente de la República o del Ministerio de Salud, señala la sentencia.

Una circular fue expedida en el año 2011 y la otra en el 2008, poco tiempo después de que la Corte Constitucional en un histórico fallo concediera a las mujeres el derecho de abortar en tres casos específicos: por malformación del feto, por violación o si está en peligro la vida de la madre.

La demanda sobre ambos actos administrativos fue presentada por las directivas del Hospital de San Ignacio en Bogotá y sus argumentos fueron respaldados por la Procuraduría en un concepto, que también pidió al alto tribunal prelación para definir el caso.

Según el Consejo de Estado, ni la sentencia de la Corte ni en las normas que relaciona la Supersalud en las circulares, "en ninguna contempla la asignación u otorgamiento de competencia a la Superintendencia para regular servicios de salud o el servicio de Interrupción Voluntaria del Embarazo]".

Las funciones de ese organismo de control, agregó el fallo, están limitadas a la inspección, vigilancia y control de las entidades prestadoras de servicios de salud.

Los actos anulados, según voceros de la Superintendencia, no generan ningún efecto. Las disposiciones se mantienen en otra circular recientemente expedida con base en las órdenes que la Corte Constitucional le dio al organismo de control de garantizar a las mujeres su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en los tres casos permitidos en Colombia.

En la nueva circular, la Supersalud recordó a los hospitales y clínicas que una gestación puede interrumpirse cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o salud de la mujer (certificada por un médico), cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida (certificada por un médico), y cuando el embarazo sea producto de una violación.

En esas instrucciones destacó la necesidad de que las EPS y demás aseguradoras cuenten, en su red de prestadores, con instituciones suficientemente capacitadas para practicar estas interrupciones, “sin estigmatizaciones o discriminaciones de ningún tipo”.

También aclaró que el derecho a la objeción de conciencia es personal, no institucional, “de modo que toda aseguradora o prestadora debe garantizar a sus usuarios o afiliados la posibilidad de practicarse IVE en los casos autorizados, cualquiera que sea su naturaleza pública o privada, laica o confesional”.

Las recuerda a las instituciones de salud que, de acuerdo con la sentencia de la Corte, las mujeres menores de 14 años tienen derecho a solicitar la práctica de IVE, sin que sea exigible el consentimiento de sus representantes legales y que “los términos para evaluar o autorizar un aborto legal no pueden exceder un plazo razonable, que en general se estima de cinco días, contados a partir de la consulta”.

De la misma manera les advierte a los departamentos y municipios que sus funcionarios y entidades de salud deben vigilar el el cumplimiento de la sentencia de la Corte. “En casos de grave afectación del derecho –se lee en la circular-, la sanción puede llegar hasta la revocatoria de la habilitación para funcionar”.

Las circulares

La Circular Externa 058 de 2009 ordena el cumplimiento de la sentencia de la Corte y adopta seis medidas para permitir el procedimiento de interrupción voluntario del embarazo por parte de las instituciones prestadoras de salud (IPS) sin importar si son laicas o confesionales.

La Circular Externa 03 de 2011 estaba dirigida a los prestadores de salud (EPS) e impartía once instrucciones en las cuales se señalaban deberes y advertencias sobre las sanciones a entidades que no observen o desacaten lo dispuesto sobre la interrupción voluntaria del aborto.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.