Dilema por destino de restos del poeta Eduardo Carranza

Dilema por destino de restos del poeta Eduardo Carranza

En Sopó quieren desmantelar su tumba, pero en el Meta le ofrecen honores y mausoleo.

notitle
11 de junio 2013 , 05:02 p.m.

“Como diría Don Quijote, con la Iglesia hemos dado, Sancho”. La frase fue recordada por Juan, hijo del poeta llanero Eduardo Carranza, para denunciar el propósito del cura de Sopó (Cundinamarca): desmantelar la tumba del maestro y trasladar sus restos a un osario.

Para Carranza, hijo, la decisión es una arbitrariedad.

El cementerio alberga tumbas del siglo pasado y esa decisión, que ya empezó con otras de 1900, atentaría contra el patrimonio. “Ese cementerio de pueblo era muy lindo, con árboles, pájaros y flores, pero ese cura moderno acabó todo”.
El tema tuvo eco en algunos sectores. De hecho, uno de los puntos que se va a tratar en la próxima reunión del comité del año Eduardo Carranza, el 13 junio, será el destino final de sus restos.

También, según Carranza, el alcalde de Sopó “logró aprobar un acuerdo del Concejo que declara el cementerio patrimonio cultural municipal, pero eso necesita la aprobación del Concejo Departamental de Monumentos”.

El gobernador del Meta, Alan Jara, también se pronunció: “Para el Meta sería un gran honor hacer un homenaje al poeta Eduardo Carranza trasladando sus restos a nuestra tierra”, dijo a través de Twitter. Lo mismo opina el alcalde de Villavicencio, Juan Guillermo Zuluaga, así lo confirmó Luisa Pineda, directora de Corcumvi.

Pero el ofrecimiento de los gobernantes de su tierra natal también atenta contra el último deseo en vida del poeta de Apiay: ser sepultado en Sopó, junto a su madre Mercedes Fernández, sin contar que allí también están las cenizas de María Mercedes, hija del poeta, y Rosita Coronado, su esposa.

Juan Carranza quiere respetar el último deseo de su padre, “Es decir, quedar en Sopó, al lado de su madre, pero si el cura insiste, con mucho dolor del alma lo trasla- daremos a Villavicencio, pues agradezco y nos honra el municipio”. Sin embargo,  Melibea Garavito, hija de María Mercedes, llevar los restos de su abuelo al Llano es una opción, pero el hecho de que también trasladen los de su madre no es lo ideal. “Su trabajo y labor no estuvieron en los Llanos”, enfatizó.

Mausoleo en el Llano

Del cementerio en Sopó, no queda mucho. “Desmantelado y sin ningún atractivo, el lugar está muy feo y las tumbas anexas ya están levantadas y con lápidas rotas”, dijo Jerónimo, nieto del poeta.
Por eso, la idea de traer sus restos a Villavicencio es una gran opción. Aquí, dice Gladier Charry, directora del Instituto de Cultura del Meta, “le rendiríamos los honores que se merece”.
En principio, la propuesta es hacerle un mausoleo en mármol y esculpir en él un poema. Por el tipo de sepulcro sería en el Cementerio Central, sin embargo, “podríamos conseguir un terreno en el cementerio del Llano o en el de La Esperanza (...) hay que esperar la decisión de la familia”, agregó.

 LLANO 7 DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.