'La decisión de Falcao de ir al Mónaco fue acertada': J. Laporta

'La decisión de Falcao de ir al Mónaco fue acertada': J. Laporta

El expresidente del Barça y líder de la reciente gran época del equipo confesó que alguna vez le recomendaron al 'Tigre' y que llegó a mirar a Rodallega.

notitle
10 de junio 2013 , 05:40 p.m.

Cuando Joan Laporta habla del F.C. Barcelona no puede evitar emocionarse. Se frota las manos como degustando sus recuerdos; la mirada le brilla con cada referencia a Guardiola, a Messi... y esboza una sonrisa altiva cuando habla de su época como presidente del equipo, del que repite que “es ‘más que un club de fútbol’ ”. No fue cualquier presidente: afrontó controversias, pero es reconocido por liderar el equipo entre el 2003 y 2010, la época en la que se gestó el mejor Barcelona de la historia. El de ‘Pep’ Guardiola.

Está dedicado al Derecho y a la política, y no descarta volver a la presidencia del Barça. También da conferencias, por eso su visita a Bogotá, donde intervino en la feria de mercadeo Market Life; luego, en la terraza de un hotel en el norte de la ciudad, atendió a EL TIEMPO para hablar de fútbol y de ese Barça con que ganó, entre otros títulos, dos Champions.

¿Cuál fue su verdadero aporte como presidente del Barça?

Hicimos una pequeña revolución en el mundo del fútbol y de la gestión de clubes deportivos. Teníamos 39 o 40 años y no era habitual que personas de nuestra generación asumiéramos esa responsabilidad. Lo hicimos, fue difícil, pero valió la pena. Contribuimos a que el Barça, que es más que un club, diera contenido a una declaración de principios, aparte de mantener un estilo genuino de jugar, con fútbol espectacular, y de trabajar la cantera.

¿Cuál fue la decisión más importante que tomó?

En lo no deportivo, hacer el acuerdo con Unicef, porque lanzamos un mensaje al mundo de transmitir valores. En lo deportivo, confiar en la secretaría técnica y aplicar conceptos que me daba Johan Cruyff, quien sabe mucho. Participé en decisiones como la de nombrar a Guardiola; esa la tomamos pensando que le iría bien, pero su trabajo y el de los jugadores superó las expectativas.

‘Pep’ era su apuesta.

La decisión era la adecuada, y afortunadamente el tiempo nos dio la razón, o si no, hubiéramos salido en un globo (risas). Fue también gracias a ‘Pep’.

A propósito, ¿qué opina de la llegada de ‘Pep’ al B. Múnich?

¡Gran decisión! Aunque a mí me hubiera gustado que siguiera más tiempo en el Barça. Creo que se tenía que hacer mucho más para que ‘Pep’ siguiera, y la directiva no lo quería e hizo poco para que se quedara. Pero su decisión es acertada: Bayern es un club serio, con directivos responsables. Ahí tendrá tranquilidad para, según lo planificado, tener el tiempo para que funcione.

¿Usted no compartía que Tito Vilanova fuera el DT?

Dije que Tito estaba destinado a ser DT del Barça, pero no de la forma precipitada como se hizo. Entiendo que esta junta directiva no cree en el estilo genuino de jugar del Barça, basado en la filosofía Cruyff. Ellos tienen otra manera de entender el fútbol. En realidad, estos señores hubieran preferido traer a otro DT, pero sabían que con la continuidad de Tito paraban de alguna manera un posible enfado generalizado de la masa social barcelonista, por la marcha de ‘Pep’.

¿Qué le augura al Barça?

Hasta ahora han vivido del legado, de la herencia que les dejamos, no han tocado en lo deportivo nada relevante: algunos fichajes, pero la base, el sistema y los jugadores claves han sido los que dejamos. Ahora es cuando tienen que tomar decisiones.

Ya tomaron una: Neymar.

Es un gran jugador. Todavía es joven y tiene que acabar de adaptarse al fútbol europeo, y ello dependerá de cómo se integre en el equipo y cómo asimile el sistema.

De seguro sacarán provecho de su talento y su imagen.

Ya tenemos jugadores de referencia que representan muy bien los valores del Barça. El show y esas historias relacionadas con mercadeo no van con nuestra idiosincrasia ni filosofía. Me gustó que fue humilde y dijo que venía a ayudar a que Messi continuara siendo el mejor del mundo y a que el Barça siga ganando títulos.

A propósito de Messi, ¿cómo era o es su relación con él?

De máximo respeto mutuo, de mucho cariño de mi parte, porque lo aprecio mucho y a su familia. Tiene un gran entorno familiar que le ha ayudado a triunfar. En el Barça construimos la plataforma para que pudiera tener todos los éxitos. Es un chico que, a pesar de ser el mejor de la historia, sigue disfrutando con una pelota en sus pies como si estuviera en el patio de la escuela, siempre queriendo jugar y hacer disfrutar a la gente, y con una humildad que lo hace ser una gran persona.

¿Una buena anécdota con él?

Una vez, en Suiza, estábamos esperándolo en el hall del hotel para ir a la entrega del Balón de Oro, que se decía era para él, y nada que bajaba. Envié a alguien a buscarlo y cuando entró al cuarto, él jugaba PlayStation con sus hermanos. “Te están esperando”, le dijo el de protocolo, y respondió: “¡Es que no sé hacer el nudo de la corbata!”. ¡Casi llegamos tarde!

Claro, la PlayStation es una debilidad de Messi.

Creo que sí. Además, si juega con él mismo seguro que gana siempre (risas).

¿Es verdad que piensa volver a la presidencia del Barça?

Estoy preparado en caso tal, porque eso ya lo he asumido. Sé cómo se hace. ¿Que si lo haré? En estos momentos no me lo planteo.

¿Y cuando era presidente no le interesó un colombiano?

Bueno, el momento de Falcao vino después, él es un pedazo de jugador. Pero creo que alguna vez miré a un lateral. No recuerdo bien. Déjeme pensar.

¿Pero no pensó en Falcao?

Tengo en la mente a Falcao, pero cuando yo ya no era presidente. De hecho, él no había explotado cuando yo decidía. Pero a mí ya me habían hablado de él, porque tengo buena relación con su agente, me había hablado de un delantero, pero yo ya no podía decidir estas cosas.

Si aún fuera presidente, ¿le gustaría tener a Falcao?

A mí me gusta mucho, pero haría lo que me dijeran los técnicos. Me he dado cuenta de que los presidentes pensamos que sabemos mucho de fútbol, pero sabemos una décima de lo que saben los profesionales. Es un grandísimo jugador, el problema es que ahora está fichado por Mónaco.

¿Qué opina de que haya decidido irse para allá?

Creo que la decisión es acertada. Mónaco está construyendo un buen proyecto, están decididos y pueden ayudar a que la liga francesa sea más competitiva, con jugadores como Falcao y otros que seguramente se incorporarán en el proyecto que tiene el equipo de ser candidato a Champions y al título. Es una buena decisión de Falcao y, además, Mónaco es un lugar donde un jugador puede vivir bien. El proyecto es interesante y tendrá una presión distinta de la que tendría en Inglaterra, donde se está viviendo con mucha intensidad el fútbol, pero el fútbol francés es muy virtuoso, y Falcao también lo es.

Gracias por su tiempo.

Un momento. Ahora recuerdo a un delantero. Roda...

¿Hugo Rodallega?

Sí. Recuerdo ese nombre complicado. En un suramericano me hablaron de un jugador colombiano y era este. Despuntaba, hacia goles.

¿Lo miró?

Vimos algún video. La secretaría técnica me habló de él, pero mirábamos muchos, era una posibilidad remota, pero posibilidad.

Pablo Romero
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.