Balotelli y El Shaarawy, las caras de la nueva Italia

Balotelli y El Shaarawy, las caras de la nueva Italia

Estos dos jóvenes entre los 20 y los 22 años serán los encargados de llevar los goles de la Azzurra.

10 de junio 2013 , 05:21 p.m.

La delantera de Italia en la Copa de Confederaciones, que se disputará entre del 15 al 30 de junio en Brasil, estará formada por Mario Balotelli de 22 años y Stephan El Shaarawy de 20, dos jóvenes de origen africano, ídolos del público y símbolos de los cambios en el país.

Los dos son también las caras de la campaña contra el racismo organizada por la Federación Italiana de Fútbol, cuyo lema es: "En el fútbol, el único color que cuenta es el de la camiseta". Pero donde realmente se han ganado su espacio estos dos jugadores es en el terreno de juego. En esta temporada 2012-2013, se han relevado para llevar adelante al AC Milán, que ha terminado en la tercera casilla de la Serie A y jugará la previa de la Liga de Campeones.

El "Faraón" reinó primero en la temporada, durante cinco meses. El Shaarawy, nacido en Savona, cerca de Génova, de padre egipcio y madre italiana, marcó 14 de sus 16 goles en la Serie A antes de enero. El esfuerzo le costó una segunda mitad de temporada mucho más discreta, pero la calidad sigue ahí, y Milán lo defiende con uñas y dientes. "Sólo tiene 20 años, y se ha visto catapultado a un mundo más grande que él, después de marcar tantos goles", explicó su entrenador Massimiliano Allegri.

Balotelli, que llegó a Milán en enero, marcó 12 goles en 13 partidos, y tuvo una contribución fundamental para que el club se clasificara a la previa de la 'Champions'. La llegada de "Balo" echó a la izquierda e hizo sombra a El Shaarawy, aunque es difícil dirimir si esto se debió más a la potencia de 'Super Mario' o a la pérdida de forma del 'Faraón'.

Balotelli también ha brillado ayudando en la defensa, después de ser criticado por no hacerlo. El delantero demostró no obstante que sigue teniendo un carácter explosivo, con su expulsión el pasado viernes en el partido contra la República Checa por un mal gesto. Pese a ello, el goleador de origen ghanés, nacido Barwuah en Palermo y confiado por sus padres a la familia Balotelli, se ha transformado en apenas una temporada.

Cada vez más destacado con la selección, como demuestran su gol magnífico en un amistoso en marzo contra Brasil 2-2 o su partido total contra Dinamarca 3-1 en septiembre (un gol, un pase decisivo y cien repliegues defensivos), "Balo" se está convirtiendo en un ídolo, después de ser criticado en el Manchester City y a pesar de seguir siendo objeto de gritos racistas en los estadios italianos. El joven jugador sigue también llamando la atención de la prensa. Los diarios italianos se volvieron locos un día que aparcó en doble fila en el aeropuerto de Milán.

Sin embargo, Balotelli ha ganado madurez. "El fútbol te permite descargar tus frustraciones en el terreno de juego, y no fuera de él", explica el técnico Cesare Prandelli, que cree que "la gente quiere a Mario". Con él y con El Shaarawy, dos delanteros potentes y también defensas, "tal y como exige el fútbol moderno", dixit Prandelli, Italia cambia de cara.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.