Después de la ópera, la pintura se toma los cines

Después de la ópera, la pintura se toma los cines

Con documentales sobre Da Vinci y Manet se consolida esta nueva tendencia.

notitle
09 de junio 2013 , 06:39 p.m.

La historia empieza hace pocos años con la ópera, cuando las espectaculares producciones de la Metropolitan Opera House de Nueva York comenzaron a transmitirse en directo a diversos países, incluido Colombia. Los mejores intérpretes del momento –como Netrebko, Fleming y los tenores Flores y Kaufmann– pudieron ser vistos desde la butaca de un cine local y con sonido e imágenes de alta fidelidad.

La respuesta superó las expectativas: el público repletó los cines. Las audiencias de esa expresión artística, que suelen ser de élite, se ampliaron notablemente. Hoy, las funciones del ‘Met’ se transmiten a casi 2.000 salas en el mundo –entre estas siete de Cine Colombia–, y la modalidad es replicada por otros teatros, que hacen lo mismo con sus producciones de ópera, ballet y conciertos.

Pero faltaba el arte: las grandes exposiciones del momento. Esta aventura era más arriesgada, porque se trataba de una muestra estática y no de una representación viva. La experiencia de observar una exhibición de pintura, en un cine, suscitaba sospechas. Había que convertirla en algo muy ágil.

El reto lo asumió el año pasado el premiado documentalista británico Phil Grabsky, quien se la jugó por llevar a la pantalla grande una de las exposiciones más importantes de los últimos tiempos: ‘Leonardo da Vinci, pintor de la Corte de Milán’, de la National Gallery de Londres.

Filmes que seducen

Leonardo en vivo sobrepasó los pronósticos: en su estreno no quedó ni una silla vacía. Medios como The Boston Globe y The New York Times reconocieron que el hecho traía implicaciones enormes para el público y el mundo del arte.

El filme, con una presentación imponente y sorprendentemente ágil, parte de los alrededores de la National Gallery y llega al interior del museo. La cinta interna al espectador en los preparativos de la muestra y se desplaza por las salas y obras de Da Vinci, además de proyectar entrevistas a expertos y figuras mediáticas, acercamientos de las pinturas y relatos sabrosos sobre la vida y el trabajo del artista florentino.

Uno de los puntos reveladores es la aclaración sobre las diferencias de las dos versiones de la pintura La dama de las rocas, la del Louvre y la británica, una restaurada y la otra completamente original, que muchos pensaban que eran iguales.

Para darle más agilidad al filme, Grabsky contrató como presentador al mediático Tim Marlow, historiador del arte británico y director de exhibiciones de la galería White Cube.

Ambos contaron a El Mercurio que han trabajado intensamente, para que estas producciones lleguen a un público lo más amplio posible y lo atraigan hacia el mundo del arte. “Busco hacer vivir el arte en ellos y consolidar esta manera de llevar las exposiciones a la pantalla grande”, dijo Grabsky.

De hecho, se acaba de iniciar un ciclo de muestras notables, llamado El gran arte en escena, que será transmitido a 30 países. La serie se estrenó con la exposición ‘Los retratos de Édouard Manet’, de la Royal Academy of Arts, de Londres. Luego sigue un documental sobre los 150 años del nacimiento de Edvard Munch y la mayor muestra montada en museos de Noruega sobre este precursor del Modernismo. Y en octubre, la esperada muestra sobre el maestro holandés Johannes Vermeer, en la National Gallery de Londres. El ambicioso plan de Grabsky es producir cinco documentales de arte al año.

La BBC de Londres ve este hecho como el inicio de una tendencia. The New York Times lo analiza ya como un fenómeno y se refiere a las oportunidades que estos documentales ofrecen al examinar el arte en forma ágil y con gran detalle. “Grabsky permite que su cámara se detenga 30 segundos sobre las maravillosas telas de Manet, para que los espectadores –con un fondo musical de Chopin y Schumann– puedan disfrutar las pinceladas del maestro”, narra el diario estadounidense. El historiador y ahora presentador Tim Marlow agrega que “esta cinta sobre Manet ayudará a ver cosas nunca antes vistas”.

El British Museum, uno de los más importantes del mundo, se subió este mes a la ola, con la producción de un documental sobre su muestra de Pompeya. Se comenta que Pompeya en vivo será menos sofisticado que los filmes de Grabsky, pero el público tendrá una participación más activa durante la transmisión.

El director británico aclara que esto no es una competencia con ellos ni con las exposiciones. “Yo hago filmes sobre la creatividad, y estos tres documentales (Manet, Munch y Vermeer) constituyen grandes ejemplos –subraya–. Esperamos poder seguir proyectando las mejores exhibiciones del mundo en los años que vienen”.

Cecilia Valdés Urrutia
El Mercurio

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.