Nicaragua le apuesta a tener su canal interoceánico

Nicaragua le apuesta a tener su canal interoceánico

Proyecto fue cedido a una firma china. La viabilidad de la obra es cuestionada por ambientalistas.

09 de junio 2013 , 08:31 p.m.

El antiguo sueño de construir un canal interoceánico que permita el paso de grandes buques entre el Caribe y el Pacífico es la apuesta de Nicaragua para intentar duplicar su crecimiento económico y generar más empleos.

Dos proyectos de ley que entregarían esa obra de grandes dimensiones a una empresa china hasta por un siglo fueron enviados el viernes a una comisión legislativa, la cual inició de forma expedita las consultas (excluyendo a ambientalistas) sobre su viabilidad, antes de la discusión en el plenario el jueves.

Con la construcción del nuevo canal, el Ejecutivo calcula que se elevará el crecimiento del producto interno bruto (PIB) de Nicaragua de entre un 4 y 5 por ciento a un 10,8 en 2014; un 15 en 2015, e incluso “doblará” su economía en 2018, según dijo el secretario de políticas públicas del Gobierno, Paul Oquist.

De acuerdo con las proyecciones oficiales, el empleo formal pasaría de las actuales 623.458 personas a 1,9 millones con la construcción de la obra. Además, el Gobierno aseguró que el impacto ambiental no será un problema porque se destinarían recursos económicos para reforestar y cuidar el entorno.

De aprobarse en el Congreso, de mayoría oficialista, la construcción de la centenaria obra demoraría al menos diez años, y en principio costaría 40.000 millones de dólares (unos 30.700 millones de euros). Eso equivale a 25 veces el PIB anual del país.

El proyecto sería cedido a la compañía HK Nicaragua Canal Development Investment Co. Limited, firma china con sede en Hong Kong.

Construir un nuevo juego de gigantescas esclusas le cuesta a Panamá unos 5.250 millones de dólares y un trabajo de 8 años, entre 2007 y 2015. La propuesta del presidente Daniel Ortega es entregar durante cincuenta años, prorrogables por otros cincuenta, la concesión del canal a esa firma china, cuyo director –Wang Jing–, según la oposición, “no es un inversionista, sino un abogado” de una “empresa de papel” sin experiencia en asuntos de esta índole.

El gran canal interoceánico de Nicaragua incluiría, según el proyecto, una vía acuática más ancha que el canal de Panamá ampliado y un ‘canal seco’ ferroviario, así como oleoductos, puertos y pistas aéreas tanto en el litoral Caribe como en el Pacífico.

No obstante, la oposición y ambientalistas independientes ponen en entredicho ese proyecto. Nicaragua estudia cuatro posibles rutas para construir la infraestructura, y todas pasan por una parte del Gran Lago. El subdirector del ambientalista Centro Humboldt, Víctor Campos, dijo que eso violaría la Ley General de Aguas Nacionales, porque ese cuerpo de agua es una “reserva nacional de agua potable”. Además advirtió que la profundidad promedio del Gran Lago es de 10 metros, y la profundidad que se necesitaría para el canal sería de 24 metros, lo cual implicaría dragar el fondo del lago, y eso degradaría la calidad del agua.

 EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.