La historia detrás de la foto con la Otán que encendió polémica

La historia detrás de la foto con la Otán que encendió polémica

Regresó de Canadá avión FAC que abasteció en vuelo a F-18, tras participar en ejercicios de guerra.

notitle
09 de junio 2013 , 08:16 p.m.

Seis Supertucanos, un Hércules y un Júpiter de la Fuera Aérea Colombiana aterrizaron el domingo en Bogotá después de mas de 19 horas de vuelo directo desde Canadá, tras participar en uno de los más sofisticados ejercicios de guerra en el mundo, patrocinado por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán).

Las aeronaves de la FAC estuvieron durante cuatro semanas al lado de aviones de Francia, EE. UU., Alemania y Canadá en un ejercicio internacional denominado Maple Flag, que integra a países de la Otán y en el que se hacen ejercicios que simulan combates, rescates y extracción de tropa.

Una de esas sofisticadas maniobras en las que tomaron parte las naves colombianas fue revelada por el presidente Juan Manuel Santos en una foto en su cuenta de Twitter. Esa imagen fue la que encendió la polémica con nuestros vecinos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba), que cuestionaron al Gobierno por querer hacer parte del tratado.

En la foto que publicó Santos –y que le dio la vuelta al mundo– se observa al KC-767 Júpiter de la FAC reabasteciendo de combustible en el aire a un F-18 de la fuerza aérea canadiense.

Medios foráneos, en especial de Venezuela y Bolivia, la utilizaron como prueba del interés del gobierno colombiano, luego aclarado por el Ministerio de Defensa, de cooperar con una organización que ha estado presente en varios de los principales conflictos del planeta.

Aunque el Gobierno y la Otán afirmaron que no es posible estar entre los 28 países base, sí quedó en claro la intención del país de integrar el “club de socios”, entre los que están Argentina y Chile.

La aventura

A principios de este año, cuando el comandante de la Fuerza Aérea, el general Tito Saúl Pinilla, decidió que varios de sus hombres estarían en Alberta (Canadá), un equipo de técnicos y oficiales estudiaron desde las condiciones del clima, el terreno, la altura y la infraestructura de la base 4 Wing Cold Lake, escenario del encuentro.

Con los datos comprobaron que las bases de Malambo (Atlántico) y Apiay (Meta) tenían características similares al complejo que encontrarían en el norte del continente.

Después de un riguroso examen fueron escogidos 110 uniformados que hablaban inglés en un nivel superior al 85 por ciento. La tripulación viajó el 14 de mayo y, después de pilotear 3.700 millas náuticas en casi 20 horas, hicieron realidad la hazaña de llegar por sus propios medios a Canadá.

Los pilotos entrenaron por más de ocho horas los protocolos para lograr la maniobra de la cuestionada foto.

Semanas de sacrificio

Para conseguir llegar hasta Canadá y soportar casi 20 horas de viaje, solo con tres paradas de rigor (una en
EE. UU. y dos en Canadá), los pilotos tuvieron que acostumbrarse a usar un pañal y a un régimen de dieta especial. Comían lo que les ofrecía una pequeña bolsa dentro de la estrecha cabina. La bolsa tenía los líquidos con los minerales y proteínas necesarios para soportar el trayecto.

JUAN GUILLERMO MERCADO
Redacción Justicia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.