Herodes con toga

Herodes con toga

notitle
08 de junio 2013 , 09:49 p.m.

Un test para los inefables magistrados de la Corte Constitucional. Escriban de una, sin consultar con la mamá, los nombres de las personas que pertenecen a su sexto grado de consanguinidad. ¿Ni idea? Bueno, intenten con el quinto grado. ¿Tampoco?

Ese ejercicio tan simple lo debieron hacer sus honorables antes de emitir uno de los fallos más miserables, injustos y alejados de la realidad que hayan pasado por un alto tribunal, ese club de viajeros ilustres a los que les queda poco tiempo para trabajar, y cuando lo hacen, a veces hay que echarse a temblar.

En qué cabeza cabe que uno tenga que buscar hasta el sexto grado de consanguinidad de un niño maltratado para preguntar si lo quieren recoger antes de darlo en adopción.

Resulta tan indignante la medida, que en el centro Los Pisingos, uno de los mejores que existen en el país para acoger a pequeños vulnerables y buscarles padres adoptivos, hay un bebé de dieciocho meses que lleva un año esperando que el Estado cumpla la estúpida sentencia de nuestros endiosados juristas. Y le faltan otros tantos porque ni siquiera dan con los papás. Se cambiaron de domicilio y no dejaron ninguna señal. Pero el Juez 12 de Familia insiste en que los tienen que buscar.

Así que el niñito crecerá sin un verdadero hogar, por muy bien que lo traten en Los Pisingos, y cuando sea mayorcito y nadie lo quiera adoptar, podrá enviarle una tarjeta de agradecimiento a la Corte Constitucional por haberle frustrado su felicidad. Eso sí, tendrá que reconocer el muchacho que los magistrados protegieron con ahínco los derechos de sus maltratadores papás y de los adultos en general.

Ante ese panorama, ya auguro la odisea que afrontará el ICBF en el caso de una niña deshidratada, abandonada y con severa desnutrición, que sacamos un fotógrafo y yo de un caserío de Bojayá para entregarla a Bienestar. Del pueblo a su comunidad son tres horas y doscientos mil pesos en gasolina de la lancha, sin contar con que es territorio Farc, factor que aleja a muchos funcionarios. Tendrían que viajar en más de una ocasión porque el papá no siempre está y de la mamá no es claro el paradero. Repitan la operación al infinito hasta dar con el resto del amplio círculo que exige la Corte en su inmensa ignorancia del país real. ¿Cuántos lustros demorarán?

Por fortuna para esos pequeños, hay lugares como Fana o el propio Los Pisingos, fundaciones sin ánimo de lucro que tienen como único propósito brindar a los niños desamparados el mayor calor de hogar posible hasta darlos en adopción o devolverlos con los suyos. Por razones que considero injustificadas, le anularon a Los Pisingos la licencia de adopción, una de las tareas que en sus 45 años de historia ha desarrollado con amor y eficacia, como muestra la vinculación a la institución de padres que fueron adoptantes y sus hijos.

Tuvo un problema administrativo por un gerente sin escrúpulos, pero ya su junta directiva, que solo trabaja por amor a los niños poniendo mucho corazón, logró cancelar las deudas con la Nación. Por lo tanto, no hay excusas para no devolverle la licencia y para que no continúe su admirable labor.

Tampoco se entiende que suspendan las adopciones a extranjeros, los únicos –según los expertos– que acogen negros, indígenas, varios hermanos, así como bebés con problemas físicos. Es lógico que las solicitudes de colombianos tengan prioridad, pero sin lastimar los derechos de los niños, que siempre son, por desgracia, el último eslabón del interés nacional.

Salud Hernández Mora

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.