El contrabando es un problema de seguridad nacional, asegura Policía

El contrabando es un problema de seguridad nacional, asegura Policía

Director de la Policía Fiscal Aduanera anuncia ataque frontal contra las mafias en este negocio.

notitle
08 de junio 2013 , 08:43 p.m.

En un momento en que la violencia de las mafias del contrabando golpea con fuerza a varias regiones, al punto de cobrar las vidas de dos funcionarios de la Dian en menos de un mes, el coronel Gustavo Moreno, director de la Policía Fiscal y Aduanera, afirma que ese delito se ha convertido en un problema de seguridad nacional.

Este curtido oficial de inteligencia, que está a punto de ser general de la Policía, anuncia una ofensiva contra esas bandas, para evitar –entre otras cosas– que se pongan en riesgo los 14 tratados de libre comercio que están vigentes.

¿Qué tan grave es el fenómeno del contrabando?

Hoy vemos que no solamente afecta la seguridad económica del Estado, por cuenta de los tributos que se dejan de recibir, sino que es un fenómeno de seguridad nacional, en la medida en que todos los corredores que se arman en torno del contrabando tienen un componente logístico y humano que utilizan no solo los contrabandistas, sino los otros grupos criminales.

¿Qué transformaciones ha venido teniendo este delito?

Cuando uno mira el contrabando como lo mirábamos antes, que era simplemente que alguien traía o sacaba del país unas mercancías sin pagar unos tributos, era un contrabando básico, por así decirlo. Pero cuando ya se ve que ese contrabando sirve de escudo para el lavado de activos de narcotraficantes, terroristas, traficantes de armas y otros delincuentes, la cosa cambia.

¿Habla de terrorismo? ¿Se refiere a la guerrilla?

Siempre hemos tenido grandes preguntas en torno de la guerrilla. Cómo esos grupos se mueven hacia Estados vecinos y cómo traen las armas. La respuesta está en esos corredores históricos de los que le hablaba. Hay evidencias suficientes para vincular a las Farc, por ejemplo, con el lavado de activos a través del arroz. Este es uno de los cinco sectores más afectados, junto con el de licores, cigarrillos, confecciones y calzado.

¿Qué organizaciones se han metido a ese negocio?

En ese contexto podríamos citar a las Farc, a estructuras de bandas criminales y a otras organizaciones del narcotráfico.

¿Cómo actúan?

En los análisis encontramos que hay muchas empresas de papel, que aparecen por cortos periodos, uno o dos años, y luego desaparecen. Son creadas con pequeños capitales, pero generan importaciones multimillonarias. El contrabando sirve de sustento a todos los actores criminales que quieran traer armas, municiones, explosivos, o que quieran lavar dinero.

¿Cuántas redes manejan este negocio?

Aunque hemos detectado ocho estructuras, es muy difícil hablar en este momento de carteles. Estamos trabajando en esos perfiles, haciendo asociación de datos, análisis de aprehensiones, de sectores afectados, de lo poco que han dicho los capturados. Solo hay dos condenados por contrabando.

Se ha hablado de mafias internacionales, como el cartel de Sinaloa, en este delito. ¿Qué sabe la Policía?

La referencia del cartel de Sinaloa es más en torno de las divisas, del movimiento de dólares, que es un asunto que está en investigación.

¿De dónde viene la mercancía?

Depende del producto. Cuando hablamos de licores y cigarrillos, la entrada más común es La Guajira, y en cuanto a cigarrillos hay un punto complejo, porque la mayoría provienen de Paraguay, con la marca Ibiza. Cuando es un mercado de confecciones o de tenis, vienen de China. Los perecederos son más cercanos, vienen de Ecuador y Venezuela. En Cúcuta, el paso de ganado es otro problema. Allá hay 42 pasos ilegales, y hay que recordar que Colombia es un país libre de aftosa, pero Venezuela no; de entrar esta enfermedad, perderíamos décadas de avances en ese asunto.

¿Está el contrabando detrás de los crímenes de funcionarios de la Dian en Neiva y Cali?

Son dos casos diferentes. En el de Neiva, la doctora Celia Escobar trabajaba en fiscalización tributaria, se encargaba de casos de evasión del IVA, especialmente. En Cali, Jorge Eliécer Valencia trabajaba en fiscalización aduanera, a cargo de revisar qué mercancía debe ser aprehendida y qué no.

El caso que hace mayor referencia al contrabando es el de Cali, porque había hecho dos procedimientos que marcaron la pauta: uno, en una aprehensión por más de 4.000 millones de pesos en unas bodegas que pertenecían a varios dueños, y posteriormente la aprehensión de seis bultos con carcasas para celular. De este golpe nacieron unas amenazas que él nunca hizo públicas, pero que después conocimos porque algo le había contado a la esposa. Pero hasta tanto esas investigaciones señalen a autores materiales e intelectuales directos es temerario decir que es un fenómeno que está pasando por el mero trabajo de la gente de la Dian. Pero lo cierto es que estamos pensando que contras esas dos personas se dirigieron específicamente por su trabajo.

Si se mantiene esa tesis, lo que se revela es una organización criminal que no se detiene a pensar a la hora de matar...

No se requiere de una estructura muy fortalecida para contratar las llamadas oficinas de cobro, de sicarios. Lo que sí preocupa es que estos homicidios se den en torno a dos buenos funcionarios de la Dian, que estaban cumpliendo con funciones específicas y que de una u otra forma les generaron un riesgo, de pronto no dimensionable en ese momento. También preocupa pensar que hay organizaciones de contrabandistas que hayan llegado a este nivel de criminalización, porque no es común que anden matando a funcionarios de la Dian.

Una de las críticas contra su unidad es que se centra en lo operativo, pero no en labores de inteligencia...

Esta unidad nace dentro de la Dian hace aproximadamente 15 años, como un organismo de control y de apoyo de las operaciones que realiza Impuestos. Ahora se quiere dar un giro. Antes la prioridad era la aprehensión de la carga en puertos, aeropuertos, rutas nacionales, en pasos fronterizos, pero ahora se quiere mirar cuáles son las organizaciones criminales que están detrás de eso.

Para eso se requiere un componente importante de inteligencia y de investigación criminal. Ya se tienen nueve fiscales especiales contra el lavado, y eso genera una gran fortaleza y envía un mensaje muy claro a los contrabandistas. Además, viene un incremento del 100 por ciento en el pie de fuerza. Somos 956, muy poquitos, pero la idea es que los primeros 100 refuerzos lleguen en 20 días.

¿Cuánto dinero mueven estas redes?

Una cifra que ha citado el director de la Dian es 6.000 millones de dólares al año. Si tenemos en cuenta que las importaciones legales del país suman 58.000 millones de dólares, estaríamos hablando de un 10 por ciento del valor de importaciones ilegales. En Colombia, el 100 por ciento de la carga anual equivale a 2.888.430 declaraciones de importación. De eso solamente se inspecciona el 11,4 por ciento. O sea que se requiere un incremento de la capacidad de control, y eso se logra con escáneres fijos y móviles en puntos críticos de la geografía, por donde pasan camiones con contrabando.

 REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.