Los cinco costos del rezago en infraestructura vial

Los cinco costos del rezago en infraestructura vial

Déficit de vías para llegar a puertos genera sobrecostos en transporte y exportación de mercancías.

08 de junio 2013 , 08:37 p.m.

El hecho de que en Colombia no se hayan construido en las últimas dos décadas las carreteras y túneles necesarios para reducir las distancias entre los centros de producción y los puertos, lo que permitiría exportar e importar más y más rápido, hoy está generando cinco fuertes impactos en la economía.

Así lo revela un estudio realizado por el equipo de investigaciones económicas de la comisionista de bolsa Serfinco, con base en datos de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI).

El primero, son las multas mensuales por las demoras en el puerto de Buenaventura, calculadas en 1,35 millones de dólares.

Esta situación se debe a la congestión para sacar los contenedores con importaciones de la terminal y luego para devolverlos, casi siempre desocupados sin productos para exportar, a las navieras que los alquilan.

El segundo impacto es el sobrecosto de 250 dólares que tienen que pagar los transportadores por viaje, como consecuencia de los desvíos causados por la baja calidad de las vías.

En época de invierno esta problemática se acentúa y golpea la distribución de alimentos e insumos.

El tercero son los 15 dólares que cuesta transportar un barril de crudo en el país.

La cifra llama la atención si se tiene en cuenta que buscar y extraer un barril en Colombia cuesta 13 dólares, según cálculos para el 2009 y 2011 de Ecopetrol.

En el cuarto lugar están los 3.200 dólares para transportar un contenedor de Bogotá a Cartagena, mientras transportarlo de Cartagena a Shanghái (China) cuesta la tercera parte.

Otra comparación está en el informe Doing Business 2013, presentado por el Banco Mundial. El estudio establece que el costo de exportación de un contenedor en el país es de 2.225 dólares, mientras que para el promedio de América Latina y el Caribe es de 1.268 dólares.

Y el último impacto del rezago es el sobrecosto entre 56 y 82 por ciento por el transporte de carbón entre Cartagena y Barranquilla por falta de diversas modalidades de movilización.

Para cerrar la brecha, analistas y observadores han hecho varias recomendaciones. La Comisión de Infraestructura, integrada por expertos de alto nivel en economía, recomendó que Colombia invierta 3,1 por ciento del PIB anualmente durante 10 años.

En otra publicación, titulada ‘Infraestructura de transporte en Colombia: ¿luz al final del túnel?’, de Fedesarrollo, se sugiere que la inversión sea incluso de 7,8 por ciento del PIB.

Para Juan Martín Caicedo, presidente de la CCI, las nuevas concesiones por 44 billones de pesos minimizarán el rezago en el largo plazo por eso “es necesario terminar los dos principales corredores viales a los puertos de la Costa Caribe y Buenaventura, ambos enredados por líos prediales, ambientales, redes de servicios y consultas previas”.

El déficit de buenas vías ha hecho que las mineras, petroleras y otras exportadoras e importadoras finquen sus esperanzas en el río Magdalena, que se concesionará a finales de este año, y en las vías férreas, donde existen proyectos para rehabilitar algunos tramos y para construir nuevos ramales.

En el transporte multimodal –la combinación de varios sistemas– parecería estar la cura.

Al menos aliviría el bolsillo, toda vez que un camión con una tonelada de carga gasta un litro de gasolina en solo 23 kilómetros, mientras que una barcaza con el mismo litro y carga puede recorrer 250 kilómetros en el río Magdalena.

Hoy, la realidad es que, “aunque parezca mentira, entre Róterdam (Holanda) y Stuttgart (Alemania) llevar por carretera y el río un contenedor con mercancías cuesta 675 dólares, y transportarlo entre Cali y Bogotá, donde la distancia es menor, cuesta 1.944 dólares”, dice Caicedo.

Gastan US$ 335 millones en fletes

Por la importación de productos agroalimentarios

Édgar Higuera, gerente de Logística, Transporte e Infraestructura de la Andi, dice que, por no contar con otros modo de transporte para mover graneles, hidrocarburos y minerales, la mayor parte de la carga se mueve en modo carretero. “Es así como la importación de graneles se convierte en aproximadamente más de 200.000 viajes al año, que corresponden a 335 millones de dólares al año en fletes”, afirma.

La Andi resalta que la altillanura, con una extensión superior a 4 millones de hectáreas de tierras planas, cuenta con 3,1 millones de hectáreas cultivables, lo que ha permitido un amplio desarrollo del sector agroindustrial en los últimos años. No obstante, de cara a que esta zona sea la despensa del futuro, se requiere el desarrollo de mayor infraestructura vial para aprovechar las capacidades productivas.

‘Estamos ejecutando rápidamente’

La ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, asegura que su cartera está ejecutando a buen ritmo los planes trazados para reducir la brecha en infraestructura. “Veníamos de construir 200 kilómetros de carretera en doble calzada el año pasado, y este año la meta son 300 adicionales y lo vamos a lograr. En abril ya llevábamos 61 kilómetros”, afirma.
La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) recibió 172 manifestaciones de interés de inversionistas y constructores para 9 nuevos proyectos viales, entre ellos cinco tramos de las Autopistas de la Prosperidad, en Antioquia. Las licitaciones serán a finales de año. “En 6 años vamos a construir 8.000 kilómetros nuevos, con 44 billones pesos”, dijo.

CHRISTIAN PARDO QUINN
Redactor de Economía y Negocios

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.