Así será el bulevar peatonal de la Séptima

Así será el bulevar peatonal de la Séptima

La obra, entre la calle 11 y la Jiménez, tendrá ciclorruta, zona comercial y amplios andenes.

notitle
08 de junio 2013 , 08:04 p.m.

Con una inversión de 9.800 millones de pesos, la Administración Distrital se propone cambiarle la cara al corredor peatonal de la carrera 7a. y acallar así las críticas que se le han hecho por la forma como se habilitó la vía para transeúntes y ciclistas.

EL TIEMPO conoció los diseños finales de lo que pretende ser el bulevar de mostrar en el centro de la ciudad. El primer tramo irá entre la calle 11 y la avenida Jiménez. En este sector, como en todo el proyecto, la infraestructura privilegiará al peatón, luego al ciclista y finalmente a cualquier sistema de transporte masivo que se decida implementar.

Se ampliará el costado oriental de los andenes y existirá una zona de aprovechamiento regulado (ZAR) pegado a las fachadas. “Son espacios en los que un comercio tipo restaurante o café podrá extenderse –con regulación– en el espacio público del corredor”, explicó Miguel Hincapié, subdirector del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC).

La calzada tendrá 4 metros de ancho, lo que permitirá, según los gestores del proyecto, que allí se adecúe cualquier forma de transporte. También se construirá una ciclorruta de tres metros de ancho.

A esto se le suma una franja ajardinada para sistemas urbanos de drenaje sostenible (Suds). “Son sumideros ecológicos en donde las aguas lluvias se filtran y se van a niveles subterráneos sin afectar la calzada. En esto vinculamos al Acueducto”, explicó Hincapié.

A los pocos meses de haber asumido el cargo, el alcalde Gustavo Petro decidió suspender el tráfico vehicular por la emblemática Calle Real. No obstante, la iniciativa fue cuestionada porque no cumplía con los estándares de un verdadero corredor para peatones, le faltaba iluminación y para muchos resultaba inseguro.

La nueva cara que se proyecta para la vía peatonalizada fue diseñada por el arquitecto Camilo Santamaría. El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) gerenciará la primera fase, cuyas obras se licitarían en octubre y comenzarían en enero. Luego de terminado el primer tramo se comenzará a trabajar en los otros dos: entre la avenida Jiménez y la calle 19, y de esta última hasta la calle 24. Se calcula que el total de la intervención, en las tres fases, valdrá 24.000 millones de pesos.

El IDPC hará su parte con el mantenimiento técnico de las fachadas, entre ellas las patrimoniales, desde la avenida Jiménez hasta la calle 24; el Museo de Bogotá realizará exposiciones de fotos históricas y la Secretaría de Cultura se encargará de promover actividades culturales. Otras entidades concertarán con los vendedores ambulantes y los habitantes de la calle. El IDPC ya había invertido en el pasado pagándole al consultor de ese proyecto, Camilo Santamaría, 1.500 millones de pesos. Ahora invertirá otros 2.000 millones en acciones perpendiculares y complementarias, como la intervención y el embellecimiento de la plaza de Bolívar, la calle 12A, llamada la calle de los fotógrafos; la calle Santo Domingo, al costado del edificio Murillo Toro, y la calle de La Armería o plazoleta Gaitán.

“En todo esto ponemos recursos nuestros: $ 1400 millones en diseño y conservación, de la vigencia 2013”, dijo Martínez. Para garantizar seguridad se ha adelantado un plan en el manejo de la iluminación con la Unidad Administrativa de Servicios Públicos (Uaesp). “Inicialmente se van a mantener los postes, pero luego se reemplazarán con tecnología led”, dijo María Eugenia Martínez, directora del IDPC.

“Las bancas, los puestos para los embellecedores del calzado, la canecas, todo será de avanzada”, agregó Martínez.

Incluso, se ha llegado a acuerdos con las empresas de redes redes para evitar intervenciones que dañen la obra.

‘Caminantes volverán a la Calle Real’

El alcalde Gustavo Petro habló con EL TIEMPO sobre la actual zona peatonalizada y el proyecto que se viene.

¿Por qué es importante avanzar en la peatonalización?

En todas las ciudades de vanguardia del siglo XXI los criterios de la movilidad exigen una prioridad: el peatón. Se trata, entonces, de la construcción de ciudades humanas con dimensiones diferentes en urbanismo. Las aceras son importantes, no seguir con puentes difíciles de cruzar y peligrosos. ¿A quién le entregamos el espacio, al vehículo o al caminante? En concreto, con este proyecto, lo que antes era la Calle Real hoy es el lugar en donde más se camina en Colombia, con estadísticas que hablan de 110.000 o 120.000 personas al día, y a la hora del almuerzo 30.000; logramos que el espacio sea ocupado por 120.000 caminantes.

¿Sirvió esta prueba improvisada con las materas?

Mucha gente entró con temor al proyecto. No se hizo esperar la voz de Fenalco, oponiéndose. Decían que se iban a arruinar los comerciantes; incluso, un concejal amenazó con poner denuncias de tipo penal. Hoy ya no ves esa oposición.

¿Qué mejoró?

Los comerciantes se dieron cuenta de que el aire mejoró, de que la tranquilidad de los caminantes se convirtió en una oportunidad, de que el nivel de vida se elevó. Incluso, hay una transformación de los negocios antes diseñados para el caminante ocasional. Ya el comprador no pasa de afán, sino que hay espacios que invitan a sentarse, al placer de mirar libros o arte.

¿De verdad va a poder pasar cualquier modo de transporte que se implemente?

Estamos pensando en transporte eléctrico, sin anular la peatonalización.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.