'Selftracking', la tecnología para conocerse a uno mismo

'Selftracking', la tecnología para conocerse a uno mismo

Cientos de webs y aplicaciones le permiten medir y cuantificar cada cosa que haga.

08 de junio 2013 , 04:26 p.m.

Conócete a ti mismo, aconsejó Sócrates. Lo que el filósofo griego seguramente no llegó a imaginar es hasta qué punto y detalle puede ahora alguien, gracias a las nuevas tecnologías, llegar a conocerse, al menos en lo que respecta a cualquier cosa que hagamos que se pueda medir y cuantificar. A los que practican tal costumbre se les denomina selftrackers, los que se cuantifican a sí mismos, y para ellos hay centenares de páginas web y aplicaciones con las que pueden calcular desde los kilómetros que caminan cada día, hasta la cantidad de comida o bebida que ingieren, pasando por los cambios de humor que padezcan, o incluso el tiempo que meditan.

La página que aglutina el movimiento es www.quantifiedself.com, ‘el conocimiento de uno mismo a través de los números’, creada en 2008 por el periodista y escritor Gary Wolf para poner en contacto a los usuarios con los fabricantes de herramientas de autoseguimiento. Cinco años después, desde esta página se organizan encuentros entre selftrackers de 80 ciudades en 16 países.

La filosofía que subyace en todo esto es que, ya que las empresas nos estudian para conocer nuestros gustos y nuestros hábitos de consumo para proponernos productos que tengamos más ganas de comprar, ¿por qué no estudiarnos nosotros mismos para estar mejor alimentados, saber en qué perdemos el tiempo o por qué se nos cambia el humor cuando se da determinada circunstancia?

Tal cosa ya es posible si nos empleamos a fondo en las redes sociales como Twitter y Facebook, pero en Quantified Self proponen cientos de aplicaciones que pueden ayudar a una persona a controlar mejor su salud. Hay desde aparatos de precio superior a los 100 dólares que registran un montón de variables de nuestro cuerpo hasta aplicaciones gratuitas para iPhone o teléfonos con sistema Android.

Podríamos pensar que una persona que se dedique a cuantificar lo que come, lo que camina o corre, el estado de ánimo y en general sus constantes vitales a lo largo del día está muy cerca de la obsesión. Sin embargo, las historias de selftrackers demuestran que, por lo menos a ellos, les ha servido de mucho, e incluso para reírse de sí mismos al comprobar que es mejor tomarse con humor las costumbres diarias que con el tiempo a veces se convierten en manías.

Es el caso de Buster Benson, programador de Berkeley y creador de varias aplicaciones de automedición y participante en la conferencia de Ámsterdam. Su página www.busterbenson.com es un reflejo de todo lo que hace, aunque lo primero que aparece es su confesión a través de un gráfico de que tiene muchos correos electrónicos sin responder. Su vida está, aparentemente, a la vista de todos. Y no solo eso, sino que al final de la página invita a cualquiera a ponerse en contacto con él para compartir datos... o tomarse una cerveza.

Son muchas las aplicaciones para el selftracking, como demuestra la historia del empresario e inventor Ari Meisel, de Nueva York, a quien en el 2006 se le diagnosticó la enfermedad de Crohn, una dolencia digestiva en principio incurable. Harto de que los medicamentos no solo no lo sanaran, sino que lo pusieran peor, ideó una serie de sistemas para controlar todo lo que comía, bebía o hacía. Así pudo medir “desde los umbrales de ácido láctico hasta el nivel de absorción de rayos X”, lo que ayudó a mejorar su salud. En el 2010 dejó las medicinas. “Si una enfermedad incurable puede ser superada, todo es posible”, concluye.

Efectos en la salud

La aplicación del ‘selftracking’ en temas de salud es aconsejada por los médicos. Abrieron fuego los dispositivos y aplicaciones ‘on-line’ para pacientes diabéticos. Ahora, en CureTogether, pacientes de todo el mundo se reúnen para compartir información cuantitativa sobre más de 500 condiciones médicas, datos sobre sus síntomas y sobre los tratamientos que funcionan.

‘Puedo entrenar sola’

“El ‘selftracking’ me ha permitido calcular las calorías diarias que consumo, las que gasto, los vasos de agua que ingiero... Incluso puedo planear los recorridos de mis jornadas de ‘footing’. Hasta sé cuál es mi velocidad media cuando corro. Estoy al día en todo y me he convertido en mi propia entrenadora”, cuenta la española María Quintas-Herrón.

Para el celular

Calcule peso, estado de ánimo y hasta velocidad...

1. MoodPanda

Esta aplicación nos permite medir nuestro estado de ánimo en una escala del 0 al 10 e interactuar con otros usuarios.

2. DailyBurn

Cuantifica peso, porcentaje de grasa corporal o tipos de alimentos. Permite calcular calorías consumidas y gastadas.

3. RunKeeper

Con el celular puede medir la distancia, duración, velocidad y calorías consumidas en una sesión de footing.

LILA PÉREZ GIL
Para EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.