Ellos también se consienten

Ellos también se consienten

Una suave rasurada, un relajante masaje, una renovadora mascarilla... Tiempo de 'spa' para los hombres.

07 de junio 2013 , 04:23 p.m.

Porque aprendieron, porque le hicieron caso a su novia o esposa, o porque liberaron su lado vanidoso. No importa la razón, los hombres están asumiendo que también pueden cuidarse, que es rico dedicarse un rato para que les hagan un masaje, una mascarilla o una refrescante rasurada. Ya no tiene problema en pasar una mañana entera cortándose el pelo y haciéndose las uñas de los pies y las manos.

Lo que todavía no soportan mucho es que sea en el mismo lugar al que va su esposa, novia, mamá, hermana o amiga.

“A diferencia de las mujeres, nosotros no vamos a la peluquería a hacer visita. No se nos ocurre armar plan con el amigo para ir. No nos gusta que nos hablen, o que nos hablen poquito si es el caso, mientras nos afeitan o cortan el pelo”, dice el exconsejero para la paz Camilo Gómez, quien va con frecuencia a La Barbería, un spa exclusivo para hombres en Bogotá.

“Lo que más buscan ellos es relajación, ya sea mientras los afeitan o les hacen un masaje. Al principio llegan muy tímidos, para un corte, pero luego se desinhiben y comienzan a hacerse más cosas”, dice Pilar García, administradora de La Barbería.

La oferta de sitios así en Colombia es muy limitada. En Medellín, D’Hombres miró el modelo de la La Barbería y creó un espacio solo para ellos, con las tradicionales sillas de las barberías de antes. Lo hoteles que cuentan con spa, también diseñan servicios para hombres, lo mismo que otros spa, como Chairama en Bogotá.

Un rato en estos lugares, puede ser un buen regalo para papá. “El masaje es la desconexión ideal, con un buen aceite que no huela mucho y una persona que sepa encontrar los nudos que se nos hacen por el estrés”, comenta Gómez.

Los hombres no son muy exigentes, pero sí se fijan mucho en que el lugar tenga cosas clave como: que sea muy aseado, que no huela a peluquería (tintes, laca, perfumes), que no haya ruido (de secadores, la gente hablando duro, puertas que se abren y se cierran, pasos), y que los productos que se usen sean para hombre, eso implica que los aromas sean masculinos y frescos.

La afeitada perfecta sin irritaciones

La tecnología insiste en mejorar cada día las máquinas y cuchillas de afeitar, pero a fin de cuentas, una rasurada a la antigua, con barbera y crema, sigue siendo un delicioso ritual. Según Fabián Ojeda y Pedro Acosta, barberos de La Barbería, lo más importante es preparar la piel. “Primero ponemos una toalla caliente en los ojos para relajar. Luego se aplica un aceite con aroma de eucalipto o mentol para suavizar la piel. Sigue la espuma caliente para ablandar el vello, y luego la barbera, que ahora viene con hoja desechables por cuestiones de bioseguridad”, dicen. Finalmente, loción ‘aftershave’, y si la piel es delicada, hay que cerrar los poros con una toalla fría.

Masaje para decir adiós al estrés de cada día

Que les desaten los nudos de la espalda y piernas, eso es lo que más buscan los hombres cuando llegan a la camilla de masajes.

Según Diana Moreno, gerente del Health Club del JW Marriott Bogotá, “ellos llegan acá después de una larga jornada de viaje o de trabajo para un masaje ‘deep tisue’, que es con bastante fuerza para desvanecer los espasmos”. Érica Vásquez, representante de marca de D’Hombres, un ‘spa’ solo para ellos en Medellín, dice que “también llegan los que hacen deporte con alguna atrofia, que necesitan relajar un músculo en particular”. Un masaje, además de relajar, aumenta la oxigenación y la circulación.

Tratamientos para verse bien

Cortarse el pelo, cuidarse la barba, hacerse el manicure y el pedicure es lo más frecuente que se hacen los hombres, pero ahora van más allá. “Les gusta hacerse mascarillas para hidratar y oxigenar la piel, y cerrar los poros, eso sí, con aceites con aromas masculinos, más bien cítricos”, comentan en Hotel Marriott.

“Algunos vienen a hacerse la cera, y a cortarse los pelos de la nariz y las orejas”, dicen en D’Hombres.

Un regalo

- La Barbería: paquete completo (corte, afeitada, masaje corporal y manicure). $210.000. Cra. 11 No. 84-40. Tel. 236 95 61.

- Hotel Bogotá Marriott: Masaje, tratamiento facial, exfoliación de pies, jacuzzi y turco. $159.000 Av. El Dorado No 69B- 53. Tel. 4851111.

- D’Hombres. Alta hidratación, manicure y pedicure $60.000. C.C. Premium Plaza, Medellín. Tel. 239 6360.

Natalia Díaz Brochet
Editora de EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.