Otra estrategia

Otra estrategia

notitle
07 de junio 2013 , 03:29 p.m.

Dicen que Albert Einstein definía a la locura como el proceso en donde se repiten las mismas acciones pero se esperan resultados diferentes. Algo semejante ocurre con las negociaciones de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla; se están repitiendo una serie de acciones que ya fracasaron en procesos anteriores y se esperan resultados distintos.

Si bien es cierto que en el caso actual de los diálogos de paz en La Habana no hubo desmilitarización de territorio colombiano y que por esta razón se decidió adelantar el proceso en otro país; hay un punto concreto de la mayor importancia que vemos está siendo repetido y que está teniendo resultados fatales: la falta de exigencia de cese unilateral del fuego a la guerrilla.

La última noticia –entre muchas otras semejantes– que recibimos con dolor los colombianos, fue la del asesinato de cuatro dragoneantes del Inpec (q. e. p. d.) a manos del frente tercero de las Farc como lo anunció el Ministro de la Defensa en declaraciones a medios de comunicación. Este hecho debería ser razón suficiente para que el Gobierno decidiera poner punto final a las negociaciones, pues debe quedar claro que el grupo con el que el gobierno de Colombia dialoga hoy en La Habana no es igual a él. Me explico: el Gobierno colombiano es legítimo y democrático, el grupo con el que se dialoga en Cuba no es ni legítimo, democrático, ni legal. No se está negociando entre iguales.

Con respecto a lo anterior, no puede haber cese bilateral del fuego por que es inconstitucional. El Estado colombiano no puede dejar de cumplir su labor fundamental de brindar seguridad a sus ciudadanos en todo momento sin interrupción alguna, mientras que la guerrilla al ser un grupo ilegal que está siendo generosamente acogido en una mesa de diálogo, sí puede y debe hacerlo.

El presidente Santos puede conseguir declaraciones de todos los líderes del mundo en respaldo al proceso de paz, pero si en medio de unos diálogos en donde supuestamente se busca el cese del enfrentamiento armado se sigue asesinando a civiles y militares, entonces los ciudadanos de Colombia no respaldaremos lo que allí se negocia.

Ronda en los medios una publicidad del Gobierno en donde algunas celebridades colombianas dicen que su aporte a la paz es creer. Bien, considero que más que creer, el país necesita que los ciudadanos aportemos ideas y acciones concretas a los diálogos de paz y así, como ciudadano que quiere la paz, mi aporte es pedir desde este privilegiado espacio de opinión que el Gobierno exija el cese unilateral del fuego para que mientras transcurran los diálogos no caiga a la tierra una sola gota de sangre más de nuestros militares y ciudadanos. Señores negociadores, cambien la estrategia, pidan el cese unilateral del fuego, de pronto con esta decisión puede haber una solución para que los colombianos empecemos a sentir que existe voluntad real de paz.

@FedericoHoyos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.