Llega a Bogotá 'un palacio barroco' para comer platos franceses

Llega a Bogotá 'un palacio barroco' para comer platos franceses

Jacques trae a Colombia el arte y la arquitectura europea con 16 kilos de bronce y algo de oro.

notitle
06 de junio 2013 , 09:16 p.m.

La panadería Jacques abrió sus puertas hace 18 años en Bogotá, pero hace unos meses se trasladó a la calle 109 N° 15-52 y renovó sus instalaciones para crear un mágico castillo que guarda el sabor de sus panes y postres.

El dueño del restaurante, Jacques, es un parisino amante del buen arte europeo, de los adornos del barroco y de buscar la perfección. “Quise crear un lugar especial y único, donde se mezcle la belleza y el buen comer”, describe.

La fachada del lugar se asemeja a un palacio. Ostenta un estilo barroco, es de tres pisos y tiene un balcón para que ‘las reinas saluden’, con dos columnas y una terraza para tomar el té.

En el sitio resplandecen 16 kilos de adornos en bronce y en las paredes los visitantes se encuentran con querubines, lienzos y cuadros, tocados por la luz natural que viene de los vitrales que se exhiben en el techo.

En el centro del lugar se encuentra una estructura semiesférica que se asemeja a la Capilla Sixtina; tiene pintada en óleo réplicas de obras de Miguel Ángel, Rafael Sanzio y Botticelli.

A mano derecha, en el fondo, se ubican unas inmensas escaleras como las del Palacio de Carlos V, en España: “Son unas escaleras como las de la película ‘La Bella y la bestia’, en forma ondulada, y con las barandas de bronce”, explica Jacques.

Al lado de las escaleras, bajo telones rojos, se encuentra el bar del restaurante, un espacio oscuro, ideal para tomarse un buen trago. Este rincón está inspirado en el cabaret de la película Moulin Rouge.

En el segundo piso está el Salón azul, una zona VIP con dos mesas con paredes tapizadas con la Flor de lis, símbolo de realeza francesa.

Para Jacques, Dios es el inspirador del lugar, y por eso en la entrada hay un letrero que bendice el establecimiento y a sus clientes, mientras en las paredes del parqueadero tiene citas de la biblia.

En la renovación de la panadería Jacques duró cuatro meses, participaron 168 obreros colombianos de Fusagasugá, Zipaquirá y Tunja bajo la tecnología y el saber francés.

Vida y obra de Jacques Anento

Jacques Anento es francés, llegó a Colombia hace 25 años a realizar un práctica profesional; se casó con Adriana, una cartagenera con ascendencia libanesa, y es padre de dos hijos.

Este hombre tuvo que enfrentar la enfermedad mostrando una sonrisa y acompañado de Dios. “Fui diagnosticado con cáncer de riñón, pero Dios me salvó”, cuenta Jacques.

Luego de este episodio, tuvo una fractura de columna vertebral que lo tuvo dos años en cuidados intensivos.

Al tener esta segunda oportunidad, Dios se convirtió en el centro de su vida y en la piedra de su negocio. “Dios bendice mi restaurante y a todos los que lo visitan”, concluyó Anento.

NATALIA GARZÓN
REDACCIÓN MI ZONA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.