Foro del lector

Foro del lector

06 de junio 2013 , 05:33 p.m.

Perseguir la corrupción

Señor Director:
Me refiero a su editorial ‘Un silencioso flagelo’ (6-6-2013). Los asesinatos de los funcionarios de la Dian, seguramente cometidos por bandas evasoras en los últimos días, deben llevar al Estado a tomar medidas de protección para estos servidores públicos, porque, en ninguna circunstancia, se puede caer en una situación de amedrentamiento, ya que se perderían importantes recursos de la Nación que servirían para obras sociales. Así que el Gobierno debe mostrar sus garras y dientes para castigar a las mafias, porque no se puede dejar prosperar un delito con el que buscan chantajear y atemorizar a una entidad que cumple con sus funciones, como sucede en cualquier país del mundo. Hay que perseguir la corrupción, que es el motor de estos crímenes.
Ariel Peña
Bogotá

¿Seguiremos enterrando hinchas?

Señor Director:
Nuevamente, la hinchada del fútbol capitalino expresa su violencia. En esta aciaga oportunidad le tocó a Kevin Rincón. No hay razón para que los jóvenes se maten solo por creer, pensar o tener un gusto diferente. Aquí existe un tema de profunda reflexión. No podemos decir que porque somos una sociedad que ha evolucionado con la violencia todo lo debamos resolver de esa forma. Creo que toca diseñar una estrategia que englobe el problema incluyendo a sus diferentes componentes y actores sociales: causas, factores, barras, familia, comunidad deportiva, autoridades administrativas, judiciales y la Policía, para analizar la situación de manera holística, escoger las mejores soluciones y luego construir una política pública dirigida a terminar con el problema. Si no, seguiremos enterrando hinchas todos los días.
Édgar Guillermo Bejarano Chávez
Bogotá

Que paguen las Farc

Señor Director:
En el caso de la condena del Consejo de Estado contra la Nación referente al robo de ganado del que fue víctima un campesino en la zona de despeje del Caguán, está claro que los ladrones son las Farc, que deberían avenirse a pagar en el marco de la figura de reparación de víctimas. Finalmente está el Estado, que somos todos nosotros y a quienes, como demócratas, nos cabe algo de culpa por no habernos opuesto drásticamente al despeje en su momento.
Toribio Araújo Segovia

Brecha en educación

Señor Director:
Como resultado de un nuevo estudio sobre la calidad educativa en el país, surgen otros argumentos que enriquecen los cuestionamientos, pero se descubre que las diferencias son cada vez más alarmantes. Si queremos cerrar la brecha debemos acabar o, por lo menos, disminuir las diferencias socioeconómicas y definir políticas concertadas relativas a la jornada escolar, la participación presupuestal equitativa (urbana-rural), la asignación y disponibilidad de recursos suficientes y oportunos, la capacitación y reconocimiento de los maestros, la exigencia del acompañamiento familiar, el preescolar de tres grados y la inclusión de programas que motiven a los estudiantes a enfrentar los retos académicos. Afortunadamente, ya comienzan a aparecer programas correctivos, como ‘Todos a aprender’, las jornadas ampliadas o extendidas (40 horas semanales), la articulación educación media-educación superior, y los refuerzos con énfasis específico, que mostrarán resultados a corto plazo.
Gerardo Dussán D.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.