París se plantea disolver los grupos violentos de extrema derecha

París se plantea disolver los grupos violentos de extrema derecha

Anuncio se da después de conocerse la muerte de un joven a manos de un grupo de 'cabezas rapadas'.

06 de junio 2013 , 12:55 a.m.

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, anunció este jueves que tras la mortal agresión a un joven por un grupo de ‘cabezas rapadas’ ha pedido a los ministerios de Interior y Justicia que estudien todas las vías para disolver los grupos de inspiración fascista y neonazi.

"Son ultraminoritarios, pero a veces quieren hacerse notar con armas, puños americanos u otros medios. Les inspira ante todo el odio, con ideologías que tanto daño han hecho a Francia, a Europa", indicó en la sesión de control parlamentaria.

Su llamamiento tiene lugar después de que un militante de extrema izquierda falleciera esta tarde, como consecuencia de los golpes recibidos en una pelea mantenida elmiércoles en plena calle y en el centro de París.

Esos grupos de extrema derecha, según Ayrault, "no han desaparecido completamente. Por lo tanto, en todo momento, debemos combatirlos, y el Gobierno lo hará. Estoy seguro de que, cada vez que sea necesario, el Parlamento nos va a apoyar".

Según indicó la analista Caroline Fourest en la cadena BFM TV, sus integrantes apenas superan el millar en total, pero son gente muy radical y con cierta sensación de impunidad, dentro del clima de crispación social y política vivido en Francia por la crisis económica y las manifestaciones contra la ley del matrimonio homosexual.

Por el momento, según fuentes policiales, hay siete personas detenidas, entre las cuales se cree que está el responsable de la muerte del joven antifascista.

El fallecido, Clément Méric, de 18 años de edad, estudiante de la prestigiosa universidad de Sciences Po y conocido por su militancia de izquierdas, estaba con tres amigos en una tienda cuando entró en el local un grupo de ‘cabezas rapadas’. El altercado verbal entre unos y otros hizo que la tienda los desalojara y que la pelea continuara en la calle, donde según algunos testigos citados por la prensa, Méric recibió un violento puñetazo y, al caer, se golpeó la cabeza contra un bolardo, lo que le hizo perder el conocimiento.

Su muerte ha copado la actualidad nacional y ha provocado diversas congregaciones de condena en París y otras ciudades de Francia por lo sucedido, así como un minuto de silencio en el Parlamento.

El Partido de Izquierda ha puesto en el punto de mira al grupúsculo Juventudes Nacionalistas Revolucionarias (JNR), a los que amigos de Méric dicen que pertenecen quienes participaron en el altercado, pero el líder de esa asociación, Serge Ayoub, ha negado cualquier implicación.

La líder del Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, también ha solicitado que no se realice ningún tipo de amalgama, y la ‘Manif pour tous’, promotora de las manifestaciones contra la ley del matrimonio homosexual, se ha querido distanciar igualmente, con una nota asegurando que siempre ha condenado "toda forma de violencia" contra las personas.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.