Con una oveja, Nobsa revivió el mito de Troya

Con una oveja, Nobsa revivió el mito de Troya

Artesanos de este municipio construyeron una gigantesca oveja en madera como atractivo turístico.

notitle
06 de junio 2013 , 11:47 a.m.

Para celebrar el Día Mundial de la Ruana, el pasado domingo, artesanos de Nobsa elaboraron una versión boyacense del caballo que utilizaron los griegos para introducirse en la ciudad fortificada de Troya.

La artesanía a gran escala, de 5,50 metros de altura por cuatro metros de ancho y montada sobre una estructura de 2,20 metros, fue denominada la ‘Oveja de Troya’.

La simpática imagen hace alusión al caballo con el que los griegos derrotaron a los troyanos.

La gigantesca oveja fue construida por Henry Romero, con el apoyo de otros tres artesanos del municipio.

“Utilizamos madera de pino en esta obra. La idea fue del Alcalde y nosotros buscamos el modelo del Caballo de Troya en Internet”, contó Romero, quien explicó que la oveja, por dentro, fue decorada con todos los productos en lana que se fabrican en los telares de esta población, para incentivar a los turistas a comprar lo que producen los artesanos.

Lo más complicado –sigue Romero- fue darle la forma a la cabeza de la oveja, pero finalmente después de 15 días de ardua labor lograron tener lista la inusual artesanía para el Día Mundial de la Ruana.

“La oveja pesa 1,6 toneladas y está soportada en cuatro ruedas de acero de cuatro pulgadas, con revestimiento de poliuretano”, añadió el artista.

La ‘Oveja de Troya’ permanecerá exhibida en el parque de Nobsa como una nueva atracción para los turistas, que podrán ingresar a la estructura por unas escaleras también en madera.

Esta gigantesca figura se suma a los atractivos que tiene esta población boyacense, donde además de las tradicionales ruanas y otros tejidos en lana se fabrican campanas desde hace más de 200 años.

Otros planes en esta población

Los muebles rústicos, la forja, las artesanías en madera, los vinos del Marqués de Puntalarga y los dulces y los sabajones de breva son otros de los productos tradicionales de este rincón de Boyacá.

En Nobsa se pueden realizar caminatas ecológicas a la Cruz de Aranda, un cerro sobre el que se tejen varias leyendas, como la de que allí se aparecía el diablo o la de que es un lugar frecuentado por naves extraterrestres.

Nobsa queda a tres horas de Bogotá y ofrece hospedajes como el hotel de Puntalarga o el Nobsa Colonial. El plato típico de este municipio es la gallina campesina.

HÉCTOR H. RODRÍGUEZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Sogamoso

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.