Heat, con tapa de favorito (Opinión)

Heat, con tapa de favorito (Opinión)

notitle
05 de junio 2013 , 10:26 p.m.

La final entre Heat de Miami y Spurs de San Antonio va a ser de ensueño. No solo por su complejidad y el balance de cada quinteto, sino porque cuentan con dos entrenadores de altísimo nivel (Erik Spoelstra y Gregg Popovich, respectivamente).

Sin embargo, las características de cada uno son diferentes. Spurs es grande adelante. Tim Duncan es un gran defensa y Tiago Splitter es fuerte y rápido para su tamaño, pero no hay razones para creer que puedan intimidar a Heat como lo hizo Roy Hibbert.

San Antonio es bueno protegiendo el canasto, pero Indiana era superior. La fortaleza defensiva de Spurs está en su precisión y no en el tamaño. Esa defensa comienza con Kawhi Leonard y Danny Green en el perímetro. Al primero le tocará marcar a LeBron James y al segundo, a Dwyane Wade.

Aunque contener a James parece ser una tarea imposible, Leonard puede utilizar su envergadura para molestarlo cuando drible o lance. San Antonio tiene claro que Miami hará lo imposible para mitigar el impacto de Tony Parker; lo presionará cada vez que tenga oportunidad y, por momentos cortos, hasta podría ser marcado por James.

Variarle la defensa es la mejor manera de marcar a Parker, algunas veces con tamaño y fuerza, otras, con velocidad, con Mario Chalmers. Mantener el ritmo del francés será complicado y, cuanto menos tenga el balón, mejor para Miami.

‘Manu’ Ginóbili va a ser esencial para Spurs, pues será la válvula de escape para Parker. A Miami le gusta utilizar una alineación baja, un equipo construido alrededor de James, quien está rodeado de triplistas: Chris Bosh, Shane Battier, Ray Allen y Mike Miller. Ellos ayudarán a abrir la cancha alejando a los grandes del canasto defensivo y permitiéndoles a James y a Wade más espacio para trabajar.

Miami utiliza bloqueos y continuaciones, en especial con un pequeño haciéndole cortina a un grande y obligando a la defensa contraria a realizar ajustes, mientras rota el balón para tomar un tiro abierto.

Duncan va a tener una excelente serie y Splitter va a ser clave protegiendo el canasto, pero ninguno de los dos es una amenaza en el poste bajo y tampoco son tan buenos con los rebotes ofensivos como para evitar que Miami haga lo que mejor sabe hacer: contraatacar.

Estamos frente a una serie muy competitiva. Spurs necesitará una combinación perfecta de factores, como la experiencia, el juego de Parker, un efectivo juego en el poste, buenos tiros de tres y un manejo excepcional desde el banco para poder vencer a Heat.

Pero el hecho de que Miami parece haber encontrado su camino en el séptimo de la serie contra Indiana, y de que cuente con el mejor jugador del mundo, que estará jugando un estilo de baloncesto que no favorece a San Antonio, deben hacer la diferencia para que Heat sea el campeón en siete partidos. LeBron James será clave en el andamiaje de Heat frente a Spurs.

CUENTA REGRESIVA
CAROL RUMIÉ
PARA EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.