Alianza público - privado da vida al tren de cercanías

Alianza público - privado da vida al tren de cercanías

El estudio de prefactibilidad ya fue presentado. Ahora el gobierno tiene tres meses para responder.

05 de junio 2013 , 08:06 p.m.

La Gobernación de Cundinamarca, el Distrito y el Gobierno Nacional acaban de recibir la primera propuesta de alianza público-privada (APP) para construir el sistema férreo ligero de Cundinamarca, que contará con dos líneas, una desde la Estación de la Sabana hasta Facatativá y otra desde el mismo punto hasta Soacha.

Los estudios de prefactibilidad fueron radicados el pasado 30 de mayo por un consorcio conformado por las empresas hispanoalemanas Vossloh, TorresCámara y FGV, que estructuraron el proyecto a través de la firma colombiana Silk Banca de Inversión. A partir de esa fecha, las entidades gubernamentales tienen un plazo de tres meses para evaluar la propuesta. De ser aprobada mediante APP, las firmas tendrían la construcción, puesta en marcha, mantenimiento y explotación de los dos tramos férreos de trenes eléctricos.

Según los estudios, la línea Estación de la Sabana-Facatativá tendría un recorrido de 39 kilómetros en doble vía, siguiendo el trazado del antiguo ferrocarril, y contaría con 17 estaciones que atravesarían los municipios de Mosquera, Funza, Madrid y Facatativá, en Cundinamarca, y las localidades de Los Mártires, Teusaquillo, Puente Aranda y Fontibón, en Bogotá. Esto representa más de 1,3 millones de personas beneficiadas (ver infografía). El tramo que va hacia Soacha beneficiaría a 545.000 habitantes de ese municipio y tendría un recorrido de 18 estaciones distribuidas en igual número de kilómetros.

Las dos obras tendrían un costo cercano a los mil millones de dólares, de los cuales el sector privado aportaría el 80 por ciento, y movilizaría a 130.000 pasajeros diarios.

De acuerdo con Álvaro Cruz, gobernador de Cundinamarca, las reuniones entre el departamento, el Distrito y la Nación para determinar la viabilidad de la obra se iniciaron el pasado martes. “Si todo sale bien –dijo Cruz–, en agosto se realizarían los ajustes para entrar en la etapa de diseños definitivos y a finales del 2014 se estaría adjudicando”.

Para el experto en movilidad Darío Hidalgo, si bien un sistema férreo ligero presenta ventajas en reducción de emisiones y descongestiona la movilidad, también requiere una alta inversión en infraestructura y operación, que difícilmente se puede recuperar con la tarifa de los pasajes. “Se deben revisar con mucho cuidado las cifras de demanda y los costos de construcción, ya que por lo general estos terminan siendo el doble de lo presupuestado”, advirtió Hidalgo.

Aurelio Campos, director de Tecnología en Cartografía de la Universidad de Cundinamarca, dijo que esta es una obra que debió hacerse hace mucho tiempo, debido al crecimiento de la población que utiliza a diario las salidas de Bogotá hacia la sabana occidente del departamento y viceversa. “Hay que velar por que la rentabilidad del privado en este proyecto no afecte a los usuarios de escasos recursos”, recomendó Campos.

Andrés Díaz, secretario de Movilidad de Cundinamarca, sostuvo que la idea es integrar el tren con el sistema de transporte público de Bogotá. “De lograrse, tendríamos un verdadero ejemplo de integración regional”, dijo.

REDACCIÓN CUNDINAMARCA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.