Riesgos del matiz y daños de la estridencia

Riesgos del matiz y daños de la estridencia

notitle
05 de junio 2013 , 04:10 p.m.

 Mientras la economía mundial daba trazas de experimentar cambios circunscritos de rumbo y la moneda colombiana pasaba de ser la más revaluada a ser la más devaluada, así fuera circunstancial o momentáneamente, en el vecindario continental surgían inesperados motivos de conflicto en torno al alcance de la declaración al desgaire del presidente Juan Manuel Santos sobre el designio de Colombia de ingresar a la Otán, la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

Por un matiz idiomático, el del vocablo ‘ingreso’ en lugar del de ‘cooperación’, se armó tremendo escándalo en que la estridencia fue el tono característico. El hecho de ser la Otán una asociación de carácter militar, con capacidad y finalidad de intervenir ante determinadas amenazas o de contribuir a sofocarlas, encendió los ánimos y las protestas de los mandatarios bolivarianos.

Daba la casualidad de que el presidente de Colombia había recibido la visita de Henrique Capriles, quien ha venido proclamándose vencedor en la justa electoral venezolana, con abierto desconocimiento de la legitimidad democrática del presidente Maduro. Sin pretenderlo, se prendió la hoguera de la discordia, pese a la asistencia del presidente Juan Manuel Santos a la reunión previa de Unasur y al acto de su posesión.

A los agravios y ataques por micrófono respondió Colombia con mesuradas aclaratorias diplomáticas, refrendadas por la declaración del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, coincidente con la manifestación de la propia Otán sobre la imposibilidad de que Colombia fuera su miembro, dada su ubicación geográfica. Tan elocuentes fueron estas precisiones que el presidente Maduro quedó satisfecho y tranquilo de que no se ideaba ni se imaginaba ninguna operación militar.

Dos lecciones restaron de este explosivo episodio. La primera, el cuidado que es menester tener con el matiz y el sentido de cada palabra cuando se trata de relaciones internacionales, con mayor razón si se hallan de por medio países vecinos y el terreno está abonado por prevenciones, diferencias y suspicacias.

El presidente Alberto Lleras solía escribir en su diáfano estilo y leer con su bella voz las directrices y determinaciones respectivas. Más aún, las ponía confidencialmente en conocimiento de quienes podían equivocarse sin tener acceso a los auténticos rasgos de las políticas gubernamentales y sobre ellas podían o debían opinar. Eran hojas de ruta sin ambigüedades ni equívocos.

La otra lección se refiere a las repetidas explosiones de la estridencia por micrófono para encender los ánimos en determinado sentido. Semejante táctica se ensayó por los poderes totalitarios en Europa y condujo a la catástrofe de la Segunda Guerra Mundial.

Es hasta cierto punto explicable, aunque no justificable, la prevención del presidente Maduro en una nación dividida políticamente por mitad y con una crisis económica evidenciada en la escasez de artículos de primera necesidad, tanto como en el disparo de la inflación no obstante la enorme riqueza del país. Prudencia y no estridencia debiera ser virtud esencial del gobernante, tanto más frente a las dificultades.

Obviamente, necio sería suponer uniformados a los pueblos de América Latina en una misma ideología y en un mismo programa. En cada país debe haber una interpretación de sus necesidades y una orientación propia de sus destinos, con mayor razón si la causa democrática es la suya y si sus derechos y libertades se respetan. Vano sería tratar de imponerles los propios dogmas o la renuncia al pluralismo de tendencias y actitudes. El respeto mutuo debiera ser norma inviolable de conducta y la autonomía de las conciencias, irrenunciable derecho.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.