Tragicomedia / OPINION

Tragicomedia / OPINION

04 de junio 2013 , 06:39 p.m.

La peor tragedia para un gobernante es no tener una oposición capaz, sobresaliente, lúcida, que lo ponga en constante tensión en su acción gobernativa.

Hay países, regiones o localidades en las que se forman ‘grupos de presión’ capaces de convertirse en oposición creativa y pro-positiva y esto es importante pues le ayuda al gobernante a construir una línea de acción. El ejercicio del gobierno democrático demanda una educación política que haya enseñado a escuchar, a ver caminos, a entender tendencias.
Pero en la mayoría de lugares los gobernantes van solos, sin interlocutores válidos y viven rodeados de ‘amigos’ buscadores de rentas, de aduladores, de profesionales en la intriga y la conseja, y capaces de influir en las decisiones y conducirlos a los errores políticos y administrativos.

Todo gobernante debe estar atento a señales, saber escuchar, especialmente los canales informales por los que le llegan señales de advertencia. En los tiempos contemporáneos son diversos.

Cuando a pesar de esto, el gobernante sigue aferrado a las consejas de sus más próximos colaboradores, entonces lo que se vive es una graciosa comedia.

WILSON LADINO ORJUELA
PROFESOR ASOCIADO ESAP
Wilson.Ladino@Esap.Edu.Co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.