Ojo al árbitro Cabello-Maduro

Ojo al árbitro Cabello-Maduro

notitle
04 de junio 2013 , 12:01 p.m.

Buenas-buenas, el presidente ‘Nico’ Maduro (‘premio Nobel en modales diplomáticos’) se creyó con derecho a decidir a quién recibe en su oficina Juan Manuel Santos. Eso le salió “descabellado”, pero hay algo peor: que el árbitro que pitará pasado mañana el partido entre Colombia y Argentina es un venezolano llamado Hugo Cabello-Maduro. Sospecho que pitará en contra de Yepes, Falcao y el equipo colombiano. No olviden que Venezuela aspira a ir al mundial de Brasil, y ponerle zancadillas a nuestro equipo es la mejor ayuda. Creo que el árbitro será cegatón cuando lancen al suelo a Falcao. Al final, ese arbitro será condecorado por los estadistas Evo, Maduro, Ortega & Cía.

Europa tiene en junio un clima delicioso, soleado, ideal para ir a tomar gin tonic en las cafeterías al aire libre de Picadilly, o los Campos Elíseos o en el paseo de El Prado madrileño. Europa en primavera seduce, levanta el erotismo en la alta burocracia. Rico ir en misión oficial a Londres, Madrid, París y Barcelona. Por allá anda un montón de parlamentarios informando a los paisanos y a muchas ONG que ya llega la paz, que las charlas en Cuba entre Farc y Gobierno “van divinamente”. Lo siento, la oficina del Congreso me negó la lista de viajeros. ¿Podrían contármelo en esa simpaticona oficina oficial llamada la Urna de Cristal? Ojalá lo hicieran.

Aquí siguen las críticas, hasta con serenata de rancheras, contra la magistrada que viajó en un crucero por el mar Caribe. EL TIEMPO dominical publicó unos datos turístico-judiciales que asustaron. ¿Les fastidió el turismo internacional de las magistradas? Lo siento, ese hobby turístico no es solo de ellas, lo tienen parlamentarios, “altos consejeros” y viceministros. En junio estamos y el alto poder alista viaje a Inglaterra: unos trabajando, otros para ordenar sus vestidos a los pinchados sastres de Saville Road.

Por radio supimos ayer que muchos tiquetes oficiales son en primera clase. Y que los viáticos son 700 dólares diarios. O sea, 1’300.000 pesos por día. ¡Qué ricos son los sillones del poder! Allá no conocen la austeridad, hay un clima de ‘nuevorriquismo’ gastador como si fueramos un país ricachón, pero somos un país derrochón. Y quienes critican el altísimo gasto viajero de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial pasan a ser envidiosos. Vuelvo a mi pánico inicial: el árbitro venezolano Hugo Cabello-Maduro para Colombia y Argentina me tiene ‘nerviosón’.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.