En Barranquilla, protesta por asesinatos de dos vendedoras de Chance

En Barranquilla, protesta por asesinatos de dos vendedoras de Chance

Mujeres dedicadas a esta actividad rechazaron los crímenes y pidieron seguridad a las autoridades.

04 de junio 2013 , 12:33 a.m.

Una multitud de unas 200 vendedoras de Chance en Barranquilla madrugaron este martes para manifestar por el asesinato de dos de sus compañeras de la empresa Uniapuestas en hechos aislados registrados el pasado fin de semana.

A la muerte de las dos mujeres también se suma que el pasado miércoles atentaron contra otra vendedora de la empresa Uniapuestas identificada como Tatiana del Carmen Rivera Gutiérrez, de 23 años, quien fue baleada en el barrio Rebolo.

Las vendedoras de Chance marcharon con arengas hasta la Gobernación del Atlántico para pedir que se esclarezcan las muertes de las dos vendedoras y que al mismo tiempo se les garantice seguridad a su integridad física.

“No más muertes inocentes, no nos dejen solos, ¿Hasta cuándo?”, decía una de las pancartas más grandes al mismo tiempo en que las líderes de la protesta exigían una entrevista con el Gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre.

“Lo único que hacemos es trabajar para que la salud obtenga los recursos para los que más necesitan”, dijo otra vendedora, quien quiso mantener su identidad en reserva.

La intención de la manifestación también era dialogar con el Comandante de la Policía Metropolitana, el general José Vicente Segura, lo que tampoco pudo darse.

Sin embargo, el alto oficial dijo que es vital que la empresa de Chance colabore con las autoridades para esclarecer los hechos. “Para ello fue dispuesto un equipo interistitucional que busca determinar si los dos homicidios tienen relación o no”, destacó.

Mientras tanto, las manifestantes anunciaron que continuarán con la protesta hasta que las autoridades les garanticen seguridad.

Los crímenes

A las muertes de Gloria Esperanza Galván De la Hoz, de 46 años, y de Alexandra Hincapié Ayala, de 29, las separa que ocurrieron con media hora de diferencia y en los barrios Carrizal y La Sierra, respectivamente.

También las diferencia que la vida de Gloria Esperanza fue segada de dos disparos que le propinó un sicario que descendió de su motocicleta conducida por otro sujetio, en frente del punto de venta donde trabajaba la mujer, mientras que a Alexandra ocurrió luego de que le dispararan una sola vez en el pecho.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.