Ahorradores, bancos y forajidos

Ahorradores, bancos y forajidos

notitle
03 de junio 2013 , 07:15 p.m.

En el lejano Oeste la gente también metía su dinero en los bancos. Una vez lo consignaban, quedaba bajo la custodia del banco. Y cuando el banco tenía que trasladar el dinero a otra ciudad contrataban pistoleros guardaespaldas para blindar la seguridad. Sin embargo, en ocasiones no eran suficientes, y los forajidos atracaban la diligencia y se llevaban la platica. Entonces, el banco respondía.

Hoy en día pasa más o menos igual. Uno consigna la plata en un banco. Y a partir de ese momento el banco es custodio de ese dinero –para eso les pagamos esas elevadas tarifas de operación, únicas en el mundo–. Y el banco responde por ese dinero, tiene la obligación de hacerlo: proteger los dineros de las personas contra los nuevos forajidos del camino, que hoy no necesitan un caballo veloz para atracarlo, sino un computador y conocimiento suficiente para violar los portales bancarios. Y el banco, en todo el mundo pasa, debe responder por esa plata. En derecho, se llama responder hasta por la culpa levísima.

Hace 15 días conté cómo esos nuevos forajidos entraron al portal de AV Villas, se metieron a la cuenta del Observatorio para la Paz y trasladaron 121 millones a otra cuenta del mismo banco en varias ciudades del país, en menos de media hora. Como es obvio, el Observatorio denunció el desfalco ante el banco. Y como es obvio, también, el Observatorio esperaba que el banco les restituyera el dinero.

Pero no ha sido así. Luego de una investigación, el banco se libró de toda responsabilidad con el argumento de que el Observatorio desconoció unas medidas de seguridad. Entre líneas sugiere, además, la culpabilidad de la directora del Observatorio, exsenadora Vera Grabe.

¿A quién recurrir entonces ante semejante situación? El Observatorio informó del caso a la Superintendencia Financiera y lo denunció ante la Fiscalía. Vale decir que en la Fiscalía reposan más o menos seis mil denuncias del mismo tipo, con distintos bancos, y que la Fiscalía no cuenta con suficiente personal idóneo para investigar estos casos. Es decir, la investigación podría demorar años. La exsenadora Vera Grabe expresó su inconformidad ante las directivas del banco, pero la respuesta fue reveladora.

–Me dijeron, textualmente: “Ustedes saben que si nos vamos a los estrados judiciales, allá ganamos” –dice Vera Grabe.

Y seguro que así será. Ganarán. Por el exorbitante poder que ostentan las entidades bancarias, y por la absoluta indefensión de los ciudadanos frente a estos desmanes.

Es importante decir que los asaltantes no entraron al portal del Observatorio, sino que entraron al portal de AV Villas, custodio de los dineros de la entidad. Y que esos dineros robados son dineros públicos que estaban destinados a cientos de familias desplazadas por la violencia. El Observatorio para la Paz lleva más de diez años trabajando en distintas comunidades a lo largo y ancho del país. El bachillerato de la paz es su programa insignia, reconocido como uno de los mejores modelos pedagógicos flexibles para población desplazada y vulnerable.

En el lejano Oeste va la diligencia con el dinero del banco. Dinero que muchos ciudadanos consignaron. Los forajidos llegaron raudos, cercaron la diligencia, desarmaron a los guardias y se llevaron el dinero. Fue una calamidad. El gerente del banco reunió a sus cuentahabientes y les dijo, en tono de reprimenda: “Ustedes, queridos ahorradores, debieron acompañar la diligencia si querían que su plata llegara sana y salva; la próxima vez asegúrense mejor para que no les vuelva a pasar”. Entonces, los ahorradores se lamentarían en voz baja y se irían para sus ranchos, cabizbajos. Y ya. Fin de la película. Qué película tan mala.

Cristian Valencia
cristianovalencia@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.