Día de la bicicleta fue una tremenda fiesta en Medellín

Día de la bicicleta fue una tremenda fiesta en Medellín

La fecha se celebró este domingo con un ciclopaseo de 16 kilómetros. Cientos asistieron.

notitle
03 de junio 2013 , 10:10 a.m.

El sol se congració con la ciudad y las bicicletas rodaron el pasado domingo con cadencia en medio de gritos de júbilo y el casi imperceptible sonido de las cadenas.

Se trató del ciclopaseo de 16 kilómetros en conmemoración del Día Mundial de la Bicicleta. Familias enteras fueron llegando a la estación Estadio del metro, donde inició el recorrido.

Una larga fila de colores y estilos se coló en la atmósfera. Desde las tradicionales todo terreno, cross, pistera e incluso bicicletas plegables, con remolque, de dos asientos y centenas de diseños novedosos o reencauchados.

Primero el calentamiento tradicional. Movimientos de brazos y piernas, estiramiento de tendones. Luego a la espera de tomarse las calles de la ciudad.

La señal de inicio no se hizo esperar y con ella comenzaron las sonrisas que fueron expandiendose conforme la larga fila en cadena emprendía el trayecto.

Un reguero de gente. Gorras, sombreros, pañoletas, cascos, banderines de todos los colores. El tradicional traje de ciclista y pintas de todos los estilos.

Deportistas y aficionados

“El ciclismo y la fotografía han sido la herencia que me ha dejado mi papá. Desde los 4 años montamos bici juntos y a la par tomamos fotos”, dijo Sebastián García, de 23 años, mientras conducía su bicicleta pistera al lado de su padre.

Por su parte Stiven López, de 12 años, tuvo que recorrer treinta minutos de trayecto desde Santa Rosa de Lima -en la comuna 12- para llegar al encuentro: “Espero que nadie se ‘aporree’ y que yo la pase muy bueno”.

Juan Stiven Giraldo, ingeniero electrónico, diseñó y armó su bicicleta de dos puestos. “Esto es un parche muy bacano porque sale uno con la familia, con los amigos y además se hace deporte”, manifestó.

Mientras tanto, las llantas seguían rodando en el asfalto y con ello crecía el entusiasmo. Muchos se cansaron en el camino, se les vio girar en una esquina y escapar.

Hacia las 12 del medio día el sol calentaba cada vez más. Sin embargo, fueron muchos los que completaron los 16 kilómetros hasta regresar a la meta que también fue la estación Estadio.

De nuevo estiramientos, sonrisas, algunos aplausos y caras de cansancio pero con la satisfacción por la labor cumplida.

PAOLA MORALES
REDACTORA DE EL TIEMPO
MEDELLÍN

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.