Faltan manos para recoger la cosecha de café

Faltan manos para recoger la cosecha de café

Por el invierno, los granos maduran más rápido en el Eje, pero no hay recolectores.

notitle
02 de junio 2013 , 08:25 a.m.

En su finca El Refugio, de la vereda La Esmeralda, en Génova (Quindío), Leonardo Correa Álzate hace cuentas de los recolectores de café que le faltan para recoger su cosecha.

En sus 10 hectáreas de tierra se reparte el trabajo, desde hace un mes y medio, con 10 hombres más, aunque tuvo que extender las jornadas a sábados y domingos, porque esperaba 12 jornaleros más que nunca llegaron.

“Antes tenía más de 20 recolectores, ahora tengo la mitad. Están muy escasos. Hay mucha demanda; las fincas grandes acaparan más y como ellos son andariegos, se ponen a andar por todo el país buscando las mejores condiciones laborales”, explicó el cafetero.

Una situación similar a la de Correa la viven la mayoría de caficultores del Eje Cafetero, quienes sufren por la escasez de trabajadores para recoger la cosecha de mitad de año conocida como Traviesa o Mitaca.

Cinco mil recolectores se necesitan para terminar de recoger las 640 mil arrobas de café que se producen en el Quindío a mitad del año. En Calarcá, Salento, Córdoba, Buenavista, Génova y Pijao es donde se requieren más recolectores.

Según Guillermo Zuluaga, director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío, los recolectores no llegaron masivamente al departamento porque en años anteriores no hubo tanta producción del grano. “Estos días han sido de invierno y en medio de las lluvias los recolectores no trabajan. Eso ha dificultado un poco el proceso”, aseguró el líder gremial.

Rodrigo Ramírez, en su finca de Calarcá, también disputa una contrarreloj: recoger la cosecha de café porque la maduración de los granos ya está en su punto.

Edilson Sáenz, recolector de Calarcá, contó que sus compañeros han emigrado a otras regiones donde les pagan mejor. “Ahora casi no vienen por acá, se van para Antioquia y Caldas. Por aquí está muy duro conseguir gente y por eso el café se está cayendo de los árboles”, relató.

Para Carlos Cardona, representante del Quindío ante el Comité Nacional de Cafeteros, programas de subsidios como el de Familias en Acción logró que la gente se acostumbrara a recibir dinero, “por eso no hay relevo generacional, además se da la proliferación de vendedores ambulantes, la gente se quedó en las ciudades en vez de trabajar en la fincas, viven con lo que les dan”, afirmó.

En Caldas, por su parte, la situación también “es preocupante porque no hay mucho recolector, se los están llevando a trabajar a otros departamentos, y nosotros no tenemos con quién recoger los granos”, dice Luis Alirio Ríos, caficultor de la finca El Descanso, en la vereda Alto de la Mina, en Chinchiná (Caldas).

Según datos del Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé), la producción de este primer semestre en Caldas es de un 35 por ciento, (65 en el segundo) y los caficultores ya sienten los efectos del clima y la falta de personal.

“Por el invierno que hemos tenido en mayo, la cosecha está atrasada. Yo siempre tengo entre siete y ocho personas que me ayudan, pero ahora solo tengo uno, hemos podido recoger unos 80 kilos de café”, agrega Ríos.

Para el presidente del Comité de Cafeteros de Caldas, Marcelo Salazar, el invierno está en los niveles esperados en el departamento. “Los contratiempos se han presentado en la recolección de los últimos pases de la traviesa, porque las lluvias aceleran la maduración del grano”.

Salazar agregó que la escasez de personal, (sobre todo en el bajo occidente de Caldas y en su zona central) se debe a que en otras regiones del país, como en Antioquia, también están recolectando café, “por eso hay más demanda de recolectores”.

Se estima que en condiciones normales de producción de café, en el primer semestre del año, Caldas necesita unos cinco mil recolectores, y para el segundo semestre, en la cosecha fuerte, 25 mil.

En Risaralda, la Traviesa ya se recogió prácticamente en los 14 municipios del departamento y, según James Maya, presidente del Comité de Cafeteros de este departamento, hubo tanta escasez de recolectores que en los municipios de Santuario y Apía, los granos se cayeron de los árboles. La angustia, ahora, es conseguir recolectores para la cosecha grande (ver recuadro).

En Risaralda están buscando recolectores para la cosecha grande

La cosecha grande de café en el Eje se recoge a fin de año, y la de este 2013, en Risaralda, ‘pinta’ bien. La preocupación es que la escasez de recolectores que hubo en la Mitaca se repita.

“Desde ya se necesita hacer una campaña para que tengamos recolectores en los últimos meses del año, cuando recogemos el 70 por ciento de la producción anual, unas 3 millones 500 mil arrobas”, afirmó el presidente del Comité de Cafeteros de Risaralda, James Maya. Alejandro Corrales, caficultor de Belén de Umbría, afirmó que aunque los recolectores que en estos momentos están en el sur del país, vendrán para la cosecha grande, se debe empezar a convocarlos desde ahora.

Armenia, Manizales y Pereira

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.