Lecciones del 'Bronx'

Lecciones del 'Bronx'

notitle
01 de junio 2013 , 08:39 p.m.

A pocos metros de una unidad militar, a 400 metros del Comando de la Policía de Bogotá y a siete cuadras de la Alcaldía Mayor y de la Presidencia de la República se instaló por años en la calle del ‘Bronx’ el drama que conjuga las tragedias alrededor del narcotráfico, la violencia, el consumo de drogas, la incapacidad institucional y la indolencia social.

Por mucho tiempo, los expendios de drogas han hecho parte del paisaje urbano y se han constituido, como afirma el general José Roberto León Riaño, director general de la Policía Nacional, en “verdaderos mitos de inseguridad”. Lo preocupante es que a su alrededor se han multiplicado distintas expresiones del crimen y a su lado han crecido la corrupción y la desconfianza ciudadana, que valora que la intervención institucional se basa en fórmulas represivas y episódicas.

El despliegue institucional basado en acciones policiales no ha logrado para nada transformar esta realidad de oprobio que, finalmente, afecta a los consumidores, que son el sector más vulnerable de la cadena del problema de las drogas ilícitas. La buena noticia es que la estrategia gubernamental que el Presidente de la República ha liderado “para erradicar las ‘ollas’ de consumo de estupefacientes” empieza a generar unas lógicas diferenciales que en nuestra opinión deberían también reproducirse en todo el país.

No se ha tratado simplemente de reprimir el suministro de drogas o limitarse a judicializar a los consumidores, ni mucho menos a incurrir en el facilismo de producir con medidas de fuerza un desplazamiento urbano de esta comunidad que cohabita en pleno corazón de Bogotá. Lo que hemos visto es que sí ha sido posible ofrecer un tratamiento integral donde concurren distintas instituciones del Estado, procurando transformar la vida y el entorno de quienes además han padecido no solo la exclusión sino la estigmatización por ser adictos a las drogas.

La señal que en este caso rescatamos es que los habitantes de la calle del ‘Bronx’ empiezan a ser dignificados en su condición, sin que el Estado renuncie a la aplicación de la ley. Obrar con severidad para someter a la justicia a los capos narcotraficantes no es incompatible con una actitud plena de solidaridad y de efectividad para mitigar, por lo menos, el daño que produce el consumo de estupefacientes.

Ahora que, en cumplimiento del mandato de los jefes de Estado de la OEA, se han presentado el informe analítico y el reporte de escenarios para enfrentar el problema de las drogas en las Américas 2013-2025, convendría que el tratamiento al ‘Bronx’ se perfeccione y difunda, para hacer evidente que sí es posible en un marco de realismo dar un salto hacia adelante articulando las políticas de seguridad y salud públicas para desencadenar procesos que rescaten a las víctimas del narcotráfico. Detenerse a esperar que concluya el debate político y no cambiar el modelo de actuación sería imperdonable.

“Partir de lo conseguido, mantener el impulso y responder al cambio”, que es el prefacio del informe anual 2012 del Observatorio Europeo de las drogas y la Toxicomanía, definido como el reto de la política en materia de drogas en la Europa actual, es una afirmación totalmente aplicable mientras en el hemisferio se adoptan soluciones más efectivas al problema de las drogas.

Una estrategia integral que destruya los mitos de inseguridad, como se está demostrando en Bogotá, depende del compromiso fundamental de los alcaldes y las autoridades locales. Sabemos bien que una sola golondrina no hace verano, pero consolidar la transformación del ‘Bronx’ sí arrastrará vientos demostrativos de cambio.

General Óscar Naranjo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.