Hace 50 años

Hace 50 años

Médicos y personal especializado siguen alerta en la iluminada habitación aledaña al dormitorio donde descansa el papa Juan XXIII, quien se encontraba mucho mejor antes de dormir, luego de las transfusiones recibidas en los últimos tres días para reemplazar la sangre que perdió por su lesión estomacal. La mayor preocupación es lograr que no se repitan las hemorragias.

notitle
22 de mayo 2013 , 04:26 p.m.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.