Marchas a favor y contra bodas gay, en medio de debate en Congreso

Marchas a favor y contra bodas gay, en medio de debate en Congreso

Sobre las tres de las tarde el Senado comenzó a sesionar.

notitle
23 de abril 2013 , 07:16 a. m.

Una multitudinaria marcha reúne, en la plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, a grupos tanto a favor como en contra del matrimonio igualitario. Aunque los opositores de esta iniciativa sobrepasan considerablemente en número a los simpatizantes de este tipo de uniones, el ambiente festivo se mantiene en ambos bandos.

La manifestación, que hasta el momento se ha desarrollado de manera pacífica, comenzó poco antes de que se iniciara en el Senado de la República el segundo debate sobre el tema, el cual fue aplazado hace una semana por falta de señal de televisión dentro del Congreso.

En aquella ocasión ya se habían encontrado estos grupos en una manifestación similar. Sin embargo, ese día la presencia policial fue mucho menor. Hoy, varios policías antimotines custodiando la entrada al edificio del Congreso. De igual manera, una serie de vallas separa a los manifestantes.

Uno de los argumentos que plantean quienes apoyan el matrimonio igualitario es la aprobación de la misma iniciativa legislativa en Francia, hace tan solo unas horas.

Iniciativa, cerca de hundirse

Los partidos de ‘la U’ y los conservadores ya anunciaron que van a hundir el proyecto. Sin embargo, hay voces de algunos congresistas que quieren cambiarle el nombre por unión solemne. Por su parte, el senador Armando Benedetti, autor de la iniciativa, admitió el lunes que “ni ellos ('la U' y Conservadores) tienen los 50 votos que necesitan para hundirlo ni nosotros para sacarlo adelante”.

Con todo, si la norma no se vota entre este martes o mañana, la iniciativa se caería, debido a que no habría tiempo para su trámite en la Cámara de Representantes. (Lea también: El escenario tras hundimiento del matrimonio gay, según la Corte)

Con ley sobre matrimonio homosexual o sin ella, decenas de parejas del mismo sexo se preparan para llegar a partir del próximo 20 de junio a notarías y juzgados civiles del país para “formalizar y solemnizar” sus uniones.

Los efectos inmediatos de ese trámite, sin importar si se denomina o no matrimonio, implican: afiliación inmediata de la pareja a los sistemas de seguridad social y de salud; el derecho a heredar; sustitución pensional y ganancias patrimoniales (o sea, la mitad de todo lo adquirido durante la unión). Hoy tienen que demostrar una convivencia de al menos dos años.

También deberes: respeto, solidaridad, fidelidad y hasta el riesgo de quedar incurso en el delito de bigamia. De hecho, en su histórica sentencia del 2011, en la que le dio al Congreso los dos años para legislar, la Corte fue explícita en señalar que las disoluciones de las parejas del mismo sexo unidas por contrato solemne deben regirse por todo lo ordenado en el Código Civil, como sucede en los matrimonios tradicionales.

De llegar a ser aprobada la norma, Colombia se sumaría a los 15 países del mundo que han aprobado, por ley, el matrimonio homosexual.

REDACCIONES VIDA DE HOY Y POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.