Casa de los títeres en Cali celebra 15 años

Casa de los títeres en Cali celebra 15 años

La Casa de los Títeres está de cumpleaños y su director habla de estos primeros 15 años.

17 de abril 2013 , 06:57 p.m.

 La Casa de los Títeres llegó a sus 15 años y se alista para el XII Festival Internacional de Títeres que comenzará este viernes y en el que participarán grupos de Italia, España, Francia, Brasil, Argentina y Colombia.

Gerardo Potes, su director, habla de los comienzos y de lo difícil de mantenerse en el tiempo.

“Nosotros tenemos una responsabilidad con la ciudad, crecimos aquí, somos ya un patrimonio cultural de Cali”, dice Potes.

¿Cómo nació la Casa de los Títeres?
Veníamos trabajando desde 1982 con el Pequeño Teatro de Muñecos. Teníamos un contrato con una empresa a la que le ofrecimos nuestros servicios, teníamos un lugar cerca al centro de la ciudad y ahí nos quedábamos con los hijos de los empleados, hacíamos presentaciones, les ayudábamos con las tareas y les enseñábamos.

¿Y qué pasó con el contrato?
Al tiempo la empresa cambió de administración y decidieron que ya no era necesaria la recreación, es lo primero que atacan siempre.

¿Se puede vivir de los títeres?
El comienzo fue muy duro, esta casa no era nuestra y el arriendo era alto. Decidimos empezar con los muñecos porque estábamos enamorados. ¡Claro que tocó fuerte! Pero, pudimos mantenernos con ayuda de otros ingresos, dábamos clases, nos esforzamos por algo que nos apasionaba.

¿Cómo se mantienen actualizados?
Nosotros hemos abierto mucho camino gracias al Festival Internacional de Teatro, viajando por Latinoamérica, España y muchos países más hemos conseguido recopilar diversos textos y ensayos que tratan del arte de los títeres. Aquí, en la Casa, tenemos una biblioteca especializada gracias a esa recopilación.

¿Cuál es la obra que siempre estará en el repertorio?
La primera obra que hicimos se llamó Las orejas del pícaro tío conejo y todavía la presentamos y a la gente le sigue gustando.

¿Y el público de la ciudad sí responde?
El público caleño nos conoce de sobra, a nadie le interesaba nuestra propuesta al principio y, por esa parte, se puede decir que sí ha cambiado. Pero el arte y la cultura sigue siendo lo primero a lo que le recortan durante una crisis ¿Es qué las expresiones culturales, alimento del alma, no son necesarias para el hombre?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.