Marzo fue el mes más sangriento en dos años de guerra en Siria

Marzo fue el mes más sangriento en dos años de guerra en Siria

Se registraron más de 6.000 personas muertas, un tercio de ellas civiles, dijo el OSDH.

notitle
01 de abril 2013 , 12:19 a. m.

El grupo se opone al presidente Bashar al-Assad pero ha seguido de cerca las violaciones a los derechos humanos en las dos facciones de la revuelta, que comenzó como una protesta pacífica pero ahora es una brutal guerra entra las fuerzas leales a Assad y una serie de milicias rebeldes.

El grupo, con sede en Londres y que tiene una red de fuentes en todo Siria, ha documentado la muerte de 62.554 personas en el conflicto, dijo su líder, Rami Abdelrahman. "Pero sabemos que la cifra es mucho más alta", dijo a Reuters por teléfono.

"Estimamos que actualmente está en alrededor de 120.000 personas. Muchas muertes son difíciles de documentar, por lo que todavía no las estamos incluyendo oficialmente". Al igual que en los meses previos, alrededor de un tercio de los muertos fueron civiles, dijo el Observatorio.

Al menos 300 niños murieron, llevando la cifra a 4.390. La ONU dice que más de 70.000 personas han fallecido en Siria. Abdelrahman dijo que las dos partes han encontrado maneras de minimizar sus muertos para mantener la moral alta entre sus seguidores.

"Hay grupos en los que toma más tiempo acceder a las fuentes. Por ejemplo, comenzamos a contar los muertos entre los shabbiha muy tarde", dijo Abdelrahman en referencia a la milicia pro-Assad que ha luchado junto a las fuerzas de seguridad.

El grupo tiene una cifra de 12.000 muertos entre los hombres armados shabbiha pero no los ha incluido en el conteo. Tampoco se sabe la cantidad de fallecidos entre las decenas de miles de encarcelados por las fuerzas de Assad desde el inicio del conflicto, ni la cifra de soldados muertos tras ser capturados por los rebeldes.

Unos 2.250 opositores muertos son desconocidos, y el Observatorio dijo que cree que muchos son extranjeros que llegaron al país para unirse a los rebeldes en Siria, que se ha convertido en un sitio de jihad, o "guerra santa", para varios grupos islámicos. Assad acusa a sus oponentes de ser "terroristas" financiados por las potencias del Golfo y los países occidentales.

Abdelrahman pidió que las potencias extranjeras hagan algo para ayudar a alcanzar una solución en Siria, mientras la violencia sigue subiendo. "Parece que Bashar al-Assad está satisfecho matando a cuanta gente necesite para mantenerse en el trono. Pero también parece que la sangre siria no tiene valor para las potencias árabes u occidentales que han hecho una promesa tras otra mientras los sirios son enviados a una matanza".

REUTERS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.