Murió el presentador José Fernández Gómez

Murió el presentador José Fernández Gómez

Sus primeras incursiones en la televisión en Colombia fueron con la fallecida crítica Martha Traba.

notitle
26 de marzo 2013 , 04:15 p.m.

Hace una semana, el conductor de los desaparecidos noticieros Nacional y De las 7, así como de Póngase a pensar y El juicio, falleció en Estados Unidos, donde residía desde hace varios años.

Dice Adolfo Pérez, presentador de noticias deportivas, que lo que más recuerda de José Fernández Gómez, fallecido hace una semana en Bethesda (Estados Unidos), a los 95 años, era verlo llegar al sitio donde se emitía el Noticiero Nacional, donde trabajaron juntos, "con su gabán y su sombrerito, y su manera auténtica para presentar las informaciones. Incluso, él fue el que le puso a mi sección El costal de las noticias deportivas".

Pérez agrega que después de que se acabó el noticiero no lo volvió a ver ni a tener ningún contacto con este presentador, nacido en España, donde sirvió al ejército de su país como soldado, volviéndose experto en cavar túneles pero muy lejos de aprender malas palabras, pues su idea era convertirse en poeta o en profesor de filosofía, según dijo en una entrevista hace 20 años.

Sus primeras incursiones en la televisión en Colombia fueron con la fallecida crítica Martha Traba, a principios de los años 80, y además del Noticiero Nacional estuvo en el Noticiero de las 7, Toros de actualidad, Póngase a pensar, Rápido, rápido; ¿Cómo le parece?, El juicio y el concurso Cabeza y cola.

Fueron famosas sus frases "buenas, buenas" y "¿cómo le parece?", y según Pérez, "esa forma de presentar las noticias llevó a que lo imitaran en los programas de humor. Además, no le gustaban ni la política ni los políticos, por eso, cuando tenía que hablar de estos temas se refería a 'la cosa política'. Era un hombre que contaba muchas historias, todas maravillosas", entre ellas que su prodigiosa mente para recordar muchos datos, se debía a la gran cantidad de pescado frito que comió en sus años de juventud en España, algo que les comentaba a sus personas cercanas con frecuencia.

Después de los cambios drásticos que hubo en la televisión con el inicio de los canales privados, no se volvió a saber mucho de Fernández Gómez, padre de cuatro hijos, quien había enviudado en Colombia.

"Me gustaba mucho la forma de despedir el noticiero, juntando las manos, como en actitud de oración", sigue Pérez. Y es que desde 1977 tenía en su vida la filosofía de la cultura zen, que le daba tranquilidad a este hombre que muy poco dormía, no veía televisión, no le importaba la farándula, pero que sí se la pasaba leyendo sobre historia y filosofía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.