Capturas en Urabá dan giro en crimen de líder de tierras

Capturas en Urabá dan giro en crimen de líder de tierras

Según investigación, homicidio de Manuel Ruiz y su hijo ocurrió por no pagar recargas de celular.

notitle
24 de marzo 2013 , 09:03 p.m.

Un año después del asesinato del líder de reclamación de tierras Manuel Ruiz y de su hijo Samir en Mutatá, en el Urabá antioqueño, la investigación por el crimen ha dado un giro inesperado.

Los dos no habrían muerto por el proceso que llevaban para reclamar sus tierras en Curvaradó y Jiguamiandó, en Chocó, sino por no haber pagado 300.000 pesos por recargas que hicieron en Mutatá (Antioquia) para celulares siguiendo mensajes de texto de un falso premio.

Eso arrojó la investigación de la Policía de Urabá y de la Fiscalía, que permitió esta semana la captura de cuatro señalados responsables del crimen y aclarar cómo ocurrió.

Los investigadores establecieron que en marzo del 2012 Manuel Ruiz, de 56 años, recibió en su celular un mensaje de texto que le anunciaba ser el ganador de 10 millones de pesos y que, para hacerlo efectivo, debía llamar a un número celular.

En los registros de las últimas llamadas del teléfono del líder de tierras aparece que este se comunicó con el número que le indicaba el mensaje. La Policía pudo establecer que se trataba de una línea ilegal, en la cárcel Modelo de Bogotá, al parecer de un interno dedicado a estafar a incautos. “Hay evidencias de que llamó al menos tres veces al número celular que, de acuerdo con la investigación y los análisis de las celdas, arrojaba en la cárcel Modelo”, dijo el coronel Leonardo Mejía, comandante de Policía de Urabá.

No está claro qué pasó en la comunicación, pero el recorrido que hizo Ruiz muestra que siguió la ruta que cientos de incautos hacen con la ilusión de acceder al supuesto millonario premio: hacer recargas telefónicas como requisito para reclamar el dinero.

Investigadores de la Sijín de Urabá establecieron que el 23 de marzo el líder de tierras salió de su casa, en la vereda Apartadorcito, del Carmen del Darién (Chocó), para viajar a Mutatá, en el Urabá antioqueño. Allí, con su hijo de 15 años, hizo una primera recarga por 300.000 pesos, pero se negó a pagar a la dueña del local, que terminó llamando a la Policía. De hecho, Ruiz estuvo detenido unos minutos.

Luego, en otro local, Ruiz hizo otra recarga por 300.000 pesos y también se negó a pagar. Al parecer, su objetivo era reclamar el premio y luego pagar la deuda. Pero no haber cancelado, según la investigación, les costó la vida a él y a su hijo.

En el expediente se consigna la tesis de que la orden del asesinato vino de uno de los dueños del local donde Ruiz hizo una de las recargas. Al parecer, habrían contactado a varios delincuentes que estarían al servicio de ‘los Urabeños’ para que hicieran el cobro.

“Desde el comienzo de la investigación se planteó la hipótesis de que la muerte era por el no pago de las recargas y no por su calidad de reclamante de tierras –dijo el coronel Mejía–. Culminada la investigación se corrobora que la muerte se origina en que en uno de los sitios donde hizo las recargas acudieron a delincuentes para hacer el cobro, que terminó en el doble homicidio”.

Y agregó: “En la audiencia pública (contra los capturados) quedó claro que en el crimen no se conspiró ni se gestó el plan contra un líder de tierras, sino contra una persona que no pagó por un servicio que adquirió”.

REDACCIÓN JUSTICIA
pauang@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.