Decorados al estilo antiguo son la nueva tendencia

Decorados al estilo antiguo son la nueva tendencia

El Barroco, los textiles con brillos y los espejos dorados, clásicos de hoy.

notitle
22 de marzo 2013 , 06:39 p.m.

Reportajes Efe. Dorados y brillos, muebles ampulosos, maderas nobles y lámparas de bronce y cristal, herencias de tiempos pasados -o nuevos diseños con aire antiguo- copan parte de la decoración de hoy.

El famoso dicho de “el pasado siempre vuelve” no puede ser más cierto en cuanto a modas y tendencias se refiere y esta vez el turno es para el Barroco.

Quizá las series de televisión de época han tenido mucho que ver con este reencuentro con el mueble antiguo, por el deseo de retomar el buen acabado, un poco de glamour y delicadeza en los diseños, que además siguen siendo funcionales a pesar de no caer en las líneas rectas.

“Cada vez es más común ver ambientes y espacios que parecen sacados de cualquier película de época. Y es que la decoración del hogar, al igual que las prendas con las que nos vestimos día a día, refleja nuestra personalidad, nuestro gusto y nuestras predilecciones”, dicen desde el portal de decoración Achica.es.

Los interioristas de esta firma proponen piezas muy actuales con toques inspirados en la época dorada del Barroco, donde la clave del estilo era el ornamento, la suntuosidad y el exceso.

Lo que a priori puede parecer una tendencia recargada, lo cierto es que, sabiendo combinar con acierto una decoración tradicional con otra contemporánea, resultan espacios elegantes y refinados.

Una cómoda inglesa en nogal, sinuosa y generosa en las formas es ideal para un espacio de paso, donde la luz dulcifica el tono oscuro de la madera y la extensión de la zona deja que se luzca.

Sobre ella, voluptuosos jarrones en coloridos tonos aportan un toque distinto, a pesar de que un cuadro paisajista ocupe el espacio superior enmarcado en un marco dorado y con tallas muy elaboradas.

Una consola de mármol, sostenida sobre bronce con dibujos de hojas de olivo y cadenetas doradas, el mismo tono de sus patas sirve como mesa de recibidor sobre la que se sustenta desde un jarrón a un cuenco para las llaves o hasta una miniescultura romana para no desentonar.

Textiles de terciopelo oscuro destacan sobre un sillón de estilo principesco enmarcado en plata, por cuyas patas se dibujan hojas y en cuyo perfil superior recovecos rizados le encuadran en otra época.

Los brillos en tonos claros, satén en cojines y cortinas con estampados en blanco y oro contribuyen a crear una atmósfera barroca sin abigarramientos.

Un detalle pone el toque

Sillas de comedor con patas cruzadas, respaldos que se asemejan a tronos, esbeltos y estirados; capitonés, cuadrados o rectangulares compiten con ovalados, horizontales y verticales, en una fantasía sin fin para todos los gustos.

Espejos rectangulares, redondos, de sobremesa, octogonales, sobrios o profusos en su enmarcación y diseño (hojas, flores, enredaderas).

Pequeños detalles de marcos de fotos de estilo barroco en dorado, cojines y minicómodas y mesitas de patas doradas, casi suspendidas en el aire por la delicadeza de su apoyo, constituyen pequeños esbozos sobre cómo iniciarse en el Barroco.

REDACCIÓN EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.