Secciones
Síguenos en:
Participación política de Farc, un gran desafío

Participación política de Farc, un gran desafío

A un año de elecciones para Congreso, empieza discusión sobre el marco legal que se necesitaría.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de marzo 2013 , 11:02 p. m.

Uno de los grandes desafíos del proceso de paz de La Habana es encontrar salidas jurídicas y políticas para que las Farc puedan participar en unas elecciones pronto, obviamente, después de firmar el acuerdo para el fin del conflicto. (Lea: La importancia de la reunión entre Congreso y Farc).

Esta hipótesis es tan clara que el presidente Juan Manuel Santos, máximo responsable del proceso, confirmó que ese fue el “exclusivo propósito” del viaje de seis congresistas a la capital cubana esta semana.

La presencia de los legisladores (de todos los partidos, incluida la oposición) en Cuba no fue fácil. Había sido planeada para ejecutarse de manera confidencial, pero se filtró.

Santos dijo que autorizó a los congresistas para que ilustraran a las Farc “sobre los tiempos que se requieren” para “tramitar las reformas” que le permitan a esa guerrilla “participar el año entrante en los comicios”. (Lea: La guerrilla, con más razones para negociar).

Para las Farc existe un explicable interés en participar en política, pues se trata de una organización alzada en armas durante más de medio siglo que pretende incorporarse a la vida civil.

Y su deseo de ventilar este asunto parece tan evidente que cuando los congresistas llegaron al sitio de la reunión “confidencial” se llevaron una sorpresa: los recibió una nube de reporteros, que la misma guerrilla había convocado.

Aunque el camino para su participación electoral no está claro, sí parece un imperativo, a juzgar por las reiteradas declaraciones del jefe de los negociadores y segundo al mando de las Farc, ‘Iván Márquez’. (Lea: Ya hay textos acordados con las Farc, confirma Santos).

Cuando la periodista María Jimena Duzán, de la revista Semana, le preguntó a ‘Márquez’ si aspiraba a hacer política, este no lo dudó. Con una exclamación contestó: “¡Pero claro!”.

Y su respuesta no paró ahí. “Ese es mi propósito (...). Deseo hacer política de manera abierta y legal”, añadió.

‘Márquez’ destapó, incluso, sus cartas sobre cómo planea ejecutar la actividad electoral: “Estamos impulsando partidos y movimientos. Uno es el Partido Comunista Clandestino y otro, el Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, que también es clandestino”.

Y es que a nadie puede escapar que la participación en política con garantías plenas es la moneda de cambio que permitirá la dejación definitiva de las armas.

Para la guerrilla (y eso lo apoya el Gobierno), las urnas no son una aspiración remota, pero para llegar a ellas hay una incertidumbre: el tiempo. Este no es el mismo para todos los actores del proceso. Y, según algunos, es la mayor amenaza.

Aunque Santos ha dicho que no quiere atar este tema al de su probable reelección, terminan vinculados, entre otras razones, por factor de plazos. Él debe anunciar la última semana de noviembre si aspira o no a reelegirse. Y ha dicho que ese mes debería ser el plazo para la firma del acuerdo final. Para el Presidente no sería un escenario óptimo ir por un segundo mandato con unas negociaciones de paz marcadas por la incertidumbre.

El Congreso también tiene límites. Si, como algunos consideran, el camino electoral para las Farc demanda una reforma constitucional que lo blinde, esta tendrá que ser tramitada en primera vuelta antes de junio próximo. De lo contrario, no habría tiempo y habría que esperar a la incierta conformación del nuevo Congreso, que podría tener otro equilibrio político.

Y si prevalece la tesis de que con una ley estatutaria es suficiente, esta tendría que tramitarse a partir del 20 de julio.

Aunque siempre se ha dicho que para las Farc el tiempo parecería ir más lentamente, si entran en el proceso tendrán que acelerar y ajustarse.

A los congresistas que fueron a Cuba no solo les llamó la atención que los rebeldes que se sentaron a la mesa anotaran en cuadernos hasta sus “suspiros”, sino que, en una declaración posterior, dijeran que “la paz no puede supeditarse a necesidades electorales ni a los tiempos de una legislatura”.

Al apremio se suma que tanto congresistas como Gobierno creen que no se debe legislar sobre ningún tema de fondo relacionado con el proceso mientras no esté firmado el acuerdo para poner fin al conflicto.

El factor Constituyente

Otro aspecto sobre el que las partes aún no tienen claridad y que es determinante en el éxito del proceso es cuál será el instrumento de refrendación.

Las Farc insisten en que sea una asamblea constituyente. Creen que es el mecanismo “más idóneo y legitimador”.

Pero si en algo el presidente Santos ha sido categórico es en que la constituyente no es el camino. “Que se borren de la mente esa posibilidad, porque eso no va a ser así”, ha insistido varias veces.

Al Gobierno le gustaría más una consulta popular, por cuanto bastaría una pregunta. El referendo, que no lo ha descartado, es menos atractivo, pues supondría validar textos del acuerdo, lo que haría todo más complejo políticamente.

Más allá de cálculos de unos y otros, a partir de hoy queda justo un año para las elecciones legislativas y una eventual participación de la guerrilla en política, que es una de las metas del actual proceso de paz.

Otros avances

Hasta antes de la visita de los legisladores a La Habana se había dicho que el de las víctimas podría ser el punto siguiente a tratar en el proceso. El tiempo impuso que será el de la participación política, como reza el acuerdo.
El Congreso se convirtió en un validador del proceso de paz.

EDULFO PEÑA Y JORGE E. MELÉNDEZ
Redacción Política

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.