Israel abre líneas de autobuses solo para palestinos

Israel abre líneas de autobuses solo para palestinos

Colonos judíos se quejaron de que la presencia de palestinos en buses mixtos vulneraba su seguridad.

notitle
04 de marzo 2013 , 10:40 a.m.

¿Buenas intenciones, miedo o segregación? Diferentes interpretaciones fueron dadas ayer en Israel al comienzo del funcionamiento de nuevos autobuses de la compañía de transporte Afikim, destinados exclusivamente a palestinos en camino a su trabajo desde Cisjordania al centro del país.

La organización de derechos humanos israelí Betselem calificó la iniciativa de “escandalosa”, afirmando que se trata de “racismo y segregación”. El Ministerio de Transporte de Israel reaccionó airado, desmintiendo totalmente las acusaciones y alegando que la intención es aliviar la situación de los obreros palestinos debido al creciente número de permisos de trabajo en Israel que han sido aprobados, sin prohibirles la alternativa: seguir viajando en las líneas israelíes.

De fondo, la situación es más compleja que las versiones de cada una de las partes.

Por un lado, se ha reportado repetidamente que habitantes de asentamientos judíos en Cisjordania intentaron convencer a las autoridades municipales de la zona de aprobar líneas separadas para los palestinos, debido a su temor por razones de seguridad de que los palestinos viajen con ellos. Por otro, la ley en Israel prohíbe terminantemente la segregación y ningún conductor tiene ni órdenes ni autoridad para bajar a un viajero palestino del autobús.

A pesar de ello, se han registrado en distintas ocasiones incidentes en los que conductores rehusaron emprender la marcha en tanto los palestinos no hayan bajado. Uno de ellos, filmado al parecer por un pasajero y colocado en el sitio digital del diario israelí Haaretz, muestra una situación de este tipo: la intervención de un guardia de seguridad de la compañía que retiene al palestino, viajeros intercediendo por él y finalmente a otro conductor interviniendo y recalcando que no hay ninguna prohibición de que viajen en las líneas israelíes y que él los llevaría.

Al parecer, han sido no pocos los incidentes de este tipo, que se tratarían de iniciativas particulares tanto de conductores como de guardias de seguridad, que no están amparadas en la ley ni en los reglamentos, y que podrían ser más que nada producto de presiones de viajeros temerosos.

Lo cierto es que el caso de los buses, que para el Ministerio de Transporte es “un gesto de buena voluntad” y para algunas organizaciones de derechos humanos “una vergüenza”, vuelve a dejar en claro cuán cargada y tensa es la situación entre israelíes y palestinos.

Jana Beris
Corresponsal de EL TIEMPO
Jerusalén

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.