El colombiano que despertará 10.000 sonrisas en Afganistán

El colombiano que despertará 10.000 sonrisas en Afganistán

Será con globos rosados por derechos de la mujer en medio de la guerra. Medellín, parte del plan.

notitle
28 de febrero 2013 , 03:48 p.m.

Un atacante suicida detonó la carga que llevaba encima, al paso de un vehículo que transportaba soldados. Siete personas resultaron heridas. Ocurrió este miércoles en la mañana en el centro de Kabul, la ciudad que un colombiano, víctima de la violencia en Medellín, visitará en un par de semanas para llevar un mensaje de paz a más de 10.000 afganos.

Se trata de Yazmany Arboleda López, un artista nacido en Boston, Estados Unidos, pero con un marcado acento paisa que delata la procedencia de su familia. 'Creemos en globos' es el nombre de la campaña social que lidera y con la que busca hacer olvidar la guerra, por los menos durante una mañana. "Un globo es fiesta, alegría. Y si pensamos en llevar eso al día a día... y si pensamos en que desconocidos de todo el planeta se conectarán con buenos deseos para el otro lado del mundo veremos alegría, veremos magia", señala.

Todo surgió hace dos años y medio, cuando desarrollaba proyectos artísticos en Asia y África. Pensó en introducir un ícono de celebración como lo son los globos en una obra que se aplicaría en espacios públicos. “La idea es celebrar su existencia, que van al trabajo y lo que hacen día a día para poder sobrevivir”, explica.

Kabul surgió como destino en su mapa de ruta luego de que, según cuenta, para el siete de noviembre de 2011 estaba programada la entrega de globos amarillos en Nairobi, Kenia. Sin embargo la explosión de dos granadas en el centro de la ciudad, dos semanas antes de la actividad, alteró la tranquilidad de los habitantes de la ciudad. Pensó en cancelarla. Tras hablar con la gente, descubrió que a pesar del miedo, los habitantes retomaron sus actividades cotidianas. “Había que celebrar a esa gente que sale a hacer sus cosas, que vive, existe y que salen a hacer que la vida suceda. Y lo hicimos y fue magnífico”.

Su plan consiste en aparecer al inicio de la semana, en horas de la mañana, en el corazón de la ciudad y comenzar a regalar globos a quienes se dirigen a su trabajo o estudio. En Kabul serán de un solo color: rosado. ¿La razón? Busca atrapar las miradas del mundo sobre el rol de la mujer en un país que permanece en un conflicto constante. "Qué bonito es que la gente se preocupe y vea las cosas tan difíciles por las que pasan las mujeres allí o que ellos mismos se detengan a reflexionar un poco", cuenta.

La fecha en la que hará la entrega de los globos es una incógnita por motivos de seguridad y porque la idea es que se trate de una sorpresa. Para conseguirlo, este artista busca despertar el interés de 10.000 personas al rededor del mundo, para que donen un globo que será entregado en Afganistán, a través de su portal www.webelieveinballoons.com. "La idea es conectar a toda esa gente de todo el mundo con buenos deseos. Es muy bonito pensar que todos los desconocidos le desean una sonrisa a los demás", señala.

De reunir el apoyo suficiente para conseguirlo, Kabul se convertirá en la cuarta ciudad en la que Arboleda cumple con el propósito de sorprender en el espacio público con globos, tras realizarlo en Bangalore (India), Yamaguchi (Japón) y Nairobi (Kenia). Pasará también por Colombia y terminará en Nueva York, en donde concentrará todas las historias recogidas al rededor del mundo.

“El propósito es que toda esta gente le diga algún día a sus nietos o nietas: mirá, una vez, en Kabul, regalaron diez mil globos rosados. Y fue magia. Fue espectacular y nunca se me va a olvidar”, agrega.

Un gringo muy paisa

Tiene 31 años, estudió arquitectura y reside en Nueva York, Estados Unidos. Proviene "de una familia muy paisa que vivía allá", como dice. Según cuenta, sus padres lo trajeron a Medellín en donde aprendió español y pasó parte de su niñez hasta que la violencia tocó a su familia. Su padre, un comerciante en Medellín, fue asesinado por desconocidos. Tras el crimen llegaron amenazas a su familia, por lo que tuvieron que salir de la ciudad.

Arboleda comenzó sus estudios en el exterior y consiguió una beca de Bill and Melinda Gates Foundation para estudiar arquitectura. La idea de volver a Colombia siempre estuvo presente. Cinco años después del crimen, regresaron desde Estados Unidos a Medellín a celebrar la primera comunión de su hermana menor. Fue un día en familia. Desde ese entonces ha regresado al país de manera periódica a visitar a sus tíos y primos. Siempre con las ganas de traer a sus amigos para que conozcan el país.

Por eso, a pesar del crimen que enlutó a su familia, Arboleda habla de Colombia, y en especial de Medellín, con optimismo. "He visto un cambio considerable en la ciudad, sobre todo en los últimos cinco años. La infraestructura o la calidad de vida. Es grandioso ver ese desarrollo".

Por el momento, dice que la mitad de su tiempo lo vive en Nueva York, en donde ha emprendido su carrera como artista. Mientras que en la otra mitad la pasa alrededor del mundo, en el desarrollo de sus ideas. Arboleda confiesa el cariño que le tiene a Antioquia. Por eso, según señala, le gustaría regresar algún día del todo a Colombia para vivir la mitad del tiempo en Medellín, y la otra, recorriendo el resto del planeta.

Medellín se pintará de rojo

En diálogo con EL TIEMPO.COM, el artista reveló que una de las siguientes paradas de su obra será Medellín. "Se hará con globos rojos porque para mí es sangre, pasión y será el sexto de la serie de siete actos, tras pasar por Bruselas (Bélgica). Lo haremos aquí y con ese color porque tiene que ver con mi historia, mi vida".

Esta iniciativa podría desarrollarse en 2014, según sus planes. Dice que la iniciativa busca, con el juego de colores, ver el entorno y despertar una sonrisa para seguir con el día a día. Su propósito de hacerlo en el país es el de promover ideas de desarrollo para superar el sombrío pasado de violencia por el que vivió la ciudad. “Yo me voy, pero todos esos voluntarios quedan con un montón de ideas de cambio en su entorno”, concluye.

JULIÁN I. ESPINOSA ROJAS
Redactor EL TIEMPO.COM
Julesp@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.