Cae la mujer más poderosa de México por desvío de millones de dólares

Cae la mujer más poderosa de México por desvío de millones de dólares

Se trata de Elba Esther Gordillo, acusada de uso de recursos de procedencia ilícita.

notitle
26 de febrero 2013 , 08:49 p. m.

No es poca cosa decir que Elba Esther Gordillo, líder vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), era hasta el momento de su detención, la mujer más poderosa de México.

Originaria del sureño estado de Chiapas, Gordillo fue una humilde maestra normalista que se afilió en 1960 al gremio sindical, de ahí ascendió a diversos cargos políticos hasta llegar a la presidencia del sindicato magisterial, pero enfrentando serios cuestionamientos sobre un presunto fraude electoral. De todas maneras, tuvo el apoyo del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

Su llegada a la dirigencia sindical en 1990 fue muy polémica, ya que fue acusada de traicionar a su entonces protector y guía político, Carlos Jongitud Barrios, quien entonces ocupaba la dirigencia del SNTE.

En los años 70 se afilió al Partido Revolucionario Institucional (PRI), en cuya militancia logró ser diputada federal, senadora y Secretaria General del partido, puesto al que renunció en 2006 luego de su rompimiento con el entonces presidente del partido y posterior candidato a la presidencia Roberto Madrazo por “roces irreconciliables”.

En 2002 durante el sexenio del panista Vicente Fox –quien logró arrebatarle el poder al PRI después de 71 años en él- Gordillo apoyó desde el congreso abiertamente las políticas del presidente, motivo por el que recibió fuertes críticas de sus correligionarios.

Al romper con Madrazo, Gordillo fundó el Partido Nueva Alianza en el que milita su hija Mónica Arriola, quien es actual senadora.

Con el retorno del PRI al poder en diciembre pasado, Gordillo ha establecido una férrea oposición a la reforma educativa implementada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, ya que choca con el poder de maniobra en el sector que acapara el SNTE, que hasta ahora tenía el control de las plazas docentes del país.

Con la oposición constante a la evaluación de maestros y la modernización del sistema de impartición educativa, Elba Esther Gordillo es responsabilizada por diversos sectores de la sociedad, por la severa crisis educativa que enfrenta el país.

El poder

El SNTE, es el sindicato de maestros más grande de América Latina, con 1.7 millones de maestros afiliados a él, que en los últimos doce años (de gobiernos panistas) recibió del gobierno federal, más de mil 500 millones de pesos por concepto de cuotas sindicales, según reportes de la Secretaría de Educación Pública.

El poder de Gordillo, ha radicado en que durante su liderazgo al frente del SNTE, ha sido el peso decisivo para inclinar la balanza hacia algún partido o candidato en momentos políticos clave de México, como las elecciones presidenciales.

Un ejemplo de ello ocurrió en 2006 cuando fue una pieza clave en el disputado triunfo de Felipe Calderón del conservador Partido Acción Nacional. A pesar de estar militando aún en el PRI, Elba Esther inclinó la balanza a favor Calderón, cuando la competencia presidencial entre éste y Andrés Manuel López Obrador estaba más cerrada.

Con elecciones internas simbólicas apareciendo en el boleta como única candidata, Gordillo ha permanecido por más de 23 años en la dirigencia del sindicato magisterial. En octubre pasado se reeligió para el periodo 2012- 2018, instaurando un cacicazgo sindical.

A través de movilizaciones de maestros a nivel nacional, y ofertando su apoyo a intereses afines a su gremio, es que ha puesto en jaque a diversos frentes políticos de México.

El lujo

'La Maestra', como también es conocida Elba Esther Gordillo, ha sido muy criticada por su afición al lujo del que se ha rodeado y al que un maestro de primaria como los que representa no podría pagar.

Bolsas, zapatos, bisutería y atuendos de diseñador son detalles que se destacan su personalidad en sus apariciones públicas, además de las lujosas propiedades dentro y fuera de México que posee dan cuenta de un derroche económico que pocos mexicanos podrían solventar, sobre todo se ha destacado por ser hasta hoy, una figura casi intocable por la ley.

Aunque Elba Esther tiene una especialidad en Historia, sus críticos evidencian su falta de cultura, su histrionismo y su deficiencia como oradora.

Ahora es acusada de desviar 208 millones de dólares de recursos públicos, para pagar desde cirugías plásticas, hasta adquisición de inmuebles.

Alejandra Noguez
Para EL TIEMPO
Ciudad de México

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.